El hemisferio izquierdo

El hemisferio izquierdo es serio, responsable y formal. Sabe cómo deben hacerse las cosas y tiene un procedimiento para cada una de ellas (y no hay quien le saque de ahí). Le incomodan las novedades y las locuras. Se niega a cambiar su forma de hacer bien conocida y comprobada. Recuerda perfectamente todas aquellas cosas que nos dijeron de pequeños sobre lo que está bien y lo que está mal. También recuerda todas las críticas recibidas y hará lo posible por no tener que escuchar ni una crítica más, por lo que preferirá no arriesgar nunca.

Puede parecer ahora que el hemisferio izquierdo es el malo de la película, el enemigo que nos impide avanzar. Nada más lejos de la realidad, pobrecito, de hecho nos es muy necesario a todas horas (salvo para jugar a cosas nuevas).

En el proceso creativo también es necesaria su participación. Si nos dedicáramos sólo a jugar, lo pasaríamos estupendamente, pero no saldría nada de provecho de ese juego loco. Por eso, una vez generadas las ideas nuevas, hay que ponerse serios:

  • hay que ordenar y organizar todo lo producido
  • descartar lo que no sirve, cortar, añadir, hacerlo coherente e inteligible
  • hay que ponerse horarios de trabajo y cumplirlos
  • hace falta disciplina y sentido crítico

Sin ello, las ideas se quedan en sólo eso, ideas que se lleva el aire. Este es el gran papel que tiene el hemisferio izquierdo en el proceso creativo, un papel nada secundario, al contrario, tan esencial como el del hemisferio derecho.


3 comentarios:

  1. Me cae bien el hemisferio izquierdo. La verdad es que el mío comenzó a hacer aparición cuando mi madre se pensaba que yo no tenía remedio... jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Quizá la memoria está asociada al hemisferio izquierdo? Y me refiero a esa, porque supongo que hay distintos tipos de memoria, que te hace aprender de la experiencia, de tantos aciertos y errores que se tienen a lo largo de la vida...

    Bueno, no sé... jaja... ¿Lo estoy complicando?

    A mí también me cae bien HI, me fío más de él, después de leerte, aunque a veces se pase.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Pena Mexicana, a mí también me caen bien los dos hemisferios, en realidad me gusta el cerebro tal cual es y no quisiera prescindir de ninguna de las partes.

    Luz, la verdad es que no tenía ni idea de dónde se ubicaba la memoria, así que tuve que investigar: por lo que se ve, sí, es en el hemisferio izquierdo donde se encuentra la memoria a largo plazo. Interesante. Me encantan esos comentarios que me abren preguntas y me hacen aprender.
    Yo me fío mucho de HI, mucho. ¿Qué sería de mí si tuviera que depender de ese otro loco? ¿Qué sería de mí si nadie me vigilara y me llevara por el camino de la responsabilidad? No quiero ni imaginarlo.

    Un bessso

    ResponderEliminar