Un zork

¿Os apetece jugar un poco? A mí sí, mucho. Os he preparado un juego.

Partiendo de uno de los ejercicios del "Gran libro de los juegos de creatividad", he metido unas modificaciones para que lo podamos hacer desde aquí. Estás son las premisas:

Se trata de hablar de un "zork".
Quienes os apuntéis al juego tenéis que elaborar una de las siguientes propuestas:

  1. escribir un cuento en el que el zork y su utilidad tengan una importancia relevante
  2. elaborar un manual de uso del zork, paso a paso
  3. crear un cartel pubilicitario para que todo el mundo tenga ganas de comprarse un zork (de éste se debe extraer su utilidad)
  4. crear un catálogo de accesorios para zorks explicando las ventajas de cada uno de ellos

Aquí tenéis el zork con el que vamos a trabajar:


Una vez elaborada la propuesta (quien quiera hacerlas todas, que las haga), enviádmelas por correo para que nadie se vea influenciado/a por ideas ajenas. Los trabajos recibidos serán publicados a la vez. Si queréis firmarlos con vuestro nombre y blog, o de forma anónima, o cómo queráis, sólo indicádmelo en el e-mail.

El plazo para enviarme los zorks sería... el 14 de abril.


¿Quién se apunta?

26 comentarios:

  1. Uiii...qué difícil...no sé no sé, me lo pienso...ya tengo tema para pensar de aquí a ir a ver la mascletà de la fiestas...Bsts

    ResponderEliminar
  2. Noooooooooo, no es difícil, Rosana. Ni es difícil de por sí, ni lo es para los que soléis comentar en este blog, que ya tenéis un nivel. Venga, ánimo, hay mucho plazo y puedes escoger la opción que quieras.
    Un beso

    (¿para qué ir a ver a mascletá si desde casa se oye como si la estuvieran tirando dentro del comedor? brrrrr...)

    ResponderEliminar
  3. jajajaaa ¡Pues menudo artilugio! No sé, no sé... Seguramente se podrá hacer algo... Déjame que piense...

    Prometo considerar la propuesta, pero aún estoy flasheada por las posibilidades del aparatejo...

    Besotpsiasss, jeje

    ResponderEliminar
  4. Jaja, Luz, ya verás cómo sí. Yo he hecho el mío nada más publicar, para que ninguna idea vuestra me llegue antes de hacer mi trabajo. Te diré que todavía me estoy partiendo de risa con el zork.

    Bestias y besosss

    ResponderEliminar
  5. Ni siquiera he tenido opcion a pensarmelo, en cuanto lo he leido mi cabeza me ha raptado y me esta obligando a hacerlo. Es grave, doctor?
    jeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Dersony, es MUY grave. Pero ya debes de estar acostumbrado, porque cuando los síntomas se manifiestan así es que te encuentras en una fase avanzada.
    Estoy impaciente por saber de tu zork.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. ¡Cielos un zork! he exclamado nada más verlo, en casa le damos otros nombres también y no sabes el juego que da.
    Ainss, las páginas de la mañana me deben estar trastornando...

    ResponderEliminar
  8. Jaja, cereza, tu casa parece un lugar muy divertido donde vivir.

    ResponderEliminar
  9. ¡qué ilusión, un zork!
    esto... por cierto ¿qué es un zork?
    uffff
    porque la imagen se las trae ¿eh?

    confieso mi ignorancia sobre los tales zorks ¡ni lo había oído nunca! aaaaammmmmmm

    besos+besos

    ResponderEliminar
  10. Jeje, Almena, confieso que he escogido este "zork" de entre muchas opciones posibles con la maléfica idea de que nadie (ni yo misma) supiera para qué demonios sirve el artilugio ni cómo se llama en realidad.

    ¿Te apuntas a contarnos su utilidad?

    Besos varios

    ResponderEliminar
  11. o sea, que un "zork" es una cosa que no se sabe qué es?
    ¡bien! entonces puede ser lo que cada uno quiera!
    ;)

    ResponderEliminar
  12. Sí, Almenita, "zork" es el nombre ficticio que vamos a usar para este objeto. Podíamos haberle puesto cualquier otro nombre o podíamos haber llamado "zork" a otro objeto diferente.
    El objetivo de juego no es descubrir de qué se trata en realidad, sino inventárnoslo nosotros. Seguro que no se nos ocurren dos cosas iguales, porque cada cabeza hace las conexiones de forma diferente. Será muy divertido, seguro.

    ResponderEliminar
  13. Jajajajajaj! Esto me recuerda al regalo que pidió mi padre una vez para su cumple: quería un "schuwinder", y nos volvimos todos locos pensando qué demonios sería, jajajajaj!

    Venga, hágase. A ver si antes del 14 zorkeo algo.

    ResponderEliminar
  14. Mercedes, ¿y qué era? Ahora me dejas intrigada.

    Bien! Hágase! Parece que habrá al final unos poquitos zorks.

    ResponderEliminar
  15. Yo también me apunto, no sólo porque la propuesta es divertida y estimulante sino porque quiero lavar mi conciencia por no haber sido capaz de desconectarme de los medios durante una semana ni de escribir las 3 páginas diarias de marras nada más levantarme.

    Eso sí, confieso que me va a costar mucho escribir acerca de un zork como ese de la foto, con el travesaño radial en madera y la túpizbla roma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Andriu, si te apuntas no sólo lavarás tu conciencia, sino que también tu imagen quedará impoluta.

    Pero... sólo hay un pero: si te quejas de lo mucho que te va a costar, cambio ahora mismo las pautas y propongo que el escrito sobre zorks se haga a primera hora de la mañana, tras una semana sin medios ;)

    Bueno, pues ya somos unos pocos, esto va a estar muy divertido.

    Un abrazo

    Por cierto, yo ni había notado que la túpizbla fuera roma. Qué gran observador!

    ResponderEliminar
  17. Vale, vale, no me quejo de nada. Aunque de todas formas te confesaré algo: hoy estaba yendo al curro con la radio puesta en el coche, escuchando las noticias y, de repente, sentí la necesidad de apagarla y seguir conduciendo en silencio, para dedicale un ratito de reflexión al zork... Supongo que es un primer paso ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. ¡Andriu! ¿Te das cuenta qué avance? A primera hora de la mañana te entran ganas de renunciar a los medios para pensar en zorks... ¡Son las tres propuestas juntas en un sólo acto!
    Ahora sí, acabas de limpiar tu imagen por completo.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  19. No he abierto el pico todavía, pero me tienes loca con el zork. Ya me he contado por lo menos 20 historias con él, ¿conseguiré escribir alguna antes del 14 de abril? Se verá. ¡Me encanta la idea!

    ResponderEliminar
  20. Ah, Candela, qué bien! Sí, seguro que escribirás una de las 20 (o 40 que habrá de aquí al 14). Qué disfrutes mucho de las historias de zorks que te cuentas y esperamos que nos cuentes a los demás al menos una de ellas :)

    ResponderEliminar
  21. El maldito "schuwinder" de las narices no existía! Fue sólo una especie de juego-broma de mi padre para que creáramos algo. Yo le regalé una caja de zapatos cerrada con celo, y en la tapa escribí: "Atención, schuwinder peligroso en el interior. No abrir".

    PD.-¿Me aceptarías un breve ensayo sobre la historia del zork? Es que como se aleja un poco de tus propuestas, quería saber si no te importaba...

    ResponderEliminar
  22. Jajaja, qué gracioso tu padre! Y tu shuwinder también!

    Un ensayo estaría bien, de eso no tenemos y seguro que más de uno/a querrá conocer la historia del zork. Adelante, hágase un ensayo!

    ResponderEliminar
  23. Una pregunta: ¿para el relato zorkiano hay una extensión determinada? Gracias.

    ResponderEliminar
  24. Andriu, la extensión la pones tú, libertad total para lo que salga. Todo lo recibido será colgado en un documento aparte cuyo enlace pondré en el blog, así que, si quieres escribir quinientas páginas, no hay problema.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Ok, gracias aminuscula, llevo UNA página escrita. Ya sólo me quedan 499 ;)

    Un abrazo.

    pd: nada como madrugar y ponerse a escribir... ¡después de un gran desayuno!

    ResponderEliminar
  26. Ánimo, Andriu, con una media de 41,5 páginas al día, nada más despertarte y en ayunas, llegas a tiempo para el día 14 con las páginas restantes.

    Un abrazo

    (Algo me dice que caerás en lo de escribir por las mañanas, al menos de forma esporádica... hum... o hasta puede que luego seas tú quien me incite a escribir cinco páginas diarias en vez de tres)

    ResponderEliminar