Esfuerzo, autolimitación e inteligencia emocional

Os traigo hoy un artículo con algunos apuntes interesantes, en la linea de lo que vengo diciendo en este blog.

Por un lado, como continuación del post anterior, un interesante experimento sobre la reacción de los niños según los elogios recibidos. 
Cabe resaltar algo que creo digno de reflexión: a los niños y niñas que resuelven bien las tareas se les suele elogiar por lo listo/as que son y no por el esfuerzo realizado. Esto me parece terrible, es justamente de los mayores fallos que tiene el sistema educativo actual. Se premia y elogia lo innato (los fallos se castigan), el esfuerzo se ignora. 
Como consecuencia, según el experimento que menciona el artículo, al recibir aprobación por lo listos que somos, tendemos a escoger tareas que nos resulten cómodas, sin arriesgarnos a desmentir el concepto que tienen de nosotros y que nos ha merecido tantos elogios. Escogemos tareas que sabemos que vamos a poder realizar de manera brillante, sin retos que superar, sin darnos la oportunidad de crecer aún más.

La otra parte del artículo habla de la importancia de la inteligencia emocional a la hora de convertirse en novelista o (cualquiercosaquequeramosser). Saber vencer la tentación de la pereza o la diversión fácil y sentarnos a trabajar un día y otro día es lo que nos va a llevar a la meta. Como ya decía Dorothea Brande, la diferencia entre un escritor (o loquequierasser) y otra persona cualquiera, está en el carácter.

Comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo en el elogio del esfuerzo, que nos hace romper las costuras de nuestras propias limitaciones y avanzar hacia adelante en cualquiercosaquequeramos ser como dices. Bsts

    ResponderEliminar
  2. No hay camino que se pueda recorrer sin esfuerzo, y cuanto más nos cuestan las cosas, mejor nos sentimos una vez terminado "loquequieraquesea"

    ¡Muchos bessstiasss!

    ResponderEliminar
  3. estoy de regreso (otra vez)... me pondré al día, lo necesito. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Disciplina, trabajo constante, dedicación, esfuerzo... Éstas deberían ser las palabras clave para quien crea y para quien elogia la creación. Los demás caminos son tan cómodos como engañosos...

    ResponderEliminar
  5. Pues sí Rosana, deberíamos practicarlo más, sobretodo con los pequeños. Un beso

    Exacto, Luz, se trata de dedicar el tiempo necesario para recorrer el camino, nada más. Muchosss besssstiasss!!

    Ay Pena Mexicana, si es que estoy esperándote... Anímate y dale un meneo a tu creatividad, que la pobre tiene ganas. Un beso

    Jeje, Mercedes, qué bien sabemos predicar... Al menos a mí se me da de fábula, luego hago lo que puedo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario