El ingrediente imprescindible: fluir

¿Qué tienen en común los creadores de todo tipo, ya sean artistas, científicos o una ama de casa creativa? El saber fluir. En el libro "Creatividad: la psicología del descubrimiento y la innovación" de Mihaly Csiksentmihalyi, el autor (cuyo nombre no pienso volver a escribir nunca más) entrevista a los grandes creadores/innovadores para descubrir como se produce el fenómeno de la creatividad. La conclusión es inequívoca: el fluir es un ingrediente imprescindible. No se puede crear nada sin ello, tan solo se puede copiar y realizar (fabricar) o reproducir, pero no crear.

La personas que dicen no ser creativas fallan justamente en este punto. Son personas que pretenden (o han sido educadas en) tener el control de todo y en todo momento de sus acciones y pensamientos. Control y más control. Raciocinio por encima de todo lo demás. Pensar sin cesar en como se deberían hacer las cosas, evaluar sin parar los resultados, anticipar a donde nos lleva cada acción, anticipar los problemas, preocuparse, criticar o sospechar de lo no establecido... Todas estas cosas son armas letales contra el fluir.

Nos pasamos el día en modo "decidir" (qué me pongo, qué hago de comer, qué estrategia tengo que llevar para llegar del punto A al punto B, qué le digo a mi jefe, etc) y nos olvidamos de pasar de vez en cuando al modo "fluir". A base de no hacerlo, se nos olvida donde está el botón para cambiar de estado. Por esto la creatividad es una práctica y una actitud, no una acción.

¿Y dónde está el "botón" de fluir? El el hemisferio derecho, claro. De ahí que funcionen tan bien las técnicas que anulan el dominio de nuestro otro hemisferio.

El caso es que no es suficiente con fluir en el momento en el que pretendemos crear algo, el botón no es tan simple como un interruptor de la luz que se pueda encender y apagar independientemente de cuanto tiempo llevemos sin usarlo, sino más parecido a la llave de paso del agua, que hay que mover de tanto en tanto para que no se atasque. 

Hay que saber fluir con nuestra vida al completo y, para empezar, cultivar una visión positiva de las cosas. Las pre-ocupaciones, las envidias, los odios, los rencores, el victimismo, los hábitos no saludables en lo que se refiere al cuerpo, etc, son barreras que van en contra del fluir y, por tanto, de la creatividad. En cambio el vivir el presente, el aceptar las cosas y las personas tal como son, un cuerpo sano, el optimismo y la confianza tienen un efecto liberador porque toda la energía empleada en mantener viva nuestra amargura queda a disposición nuestra para lo que deseemos hacer.

En resumen, hay que fluir en el momento de crear y también fluir con la vida y lo que ocurre alrededor.


Comentarios

  1. "Y para empezar cultivar una imagen positiva de la vida", pues dieta de pensamientos entonces sería bueno para desatascar las llaves de paso.
    Cuando leo esto que nos dices, a ratos se me hace un nudo, creo que la tengo tan oxidada por todos esos aspectos negativos que no sé si se moverá la llave o estará ya hecha una pieza.
    Voy a ponerme a dieta de oxígeno activo a ver que pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, ahora se me pone a mí un nudo en la garganta. Pero es que tú lo dices bien, todo esto son aspectos de la vida, también habrá otros aspectos muy positivos.
      Y me pregunto ¿escribes por las mañanas todavía?

      Un beso

      Eliminar
    2. ohh sí que escribo mis páginas nada más levantarme todos los días, pero en estos últimos meses estoy un poco atascada.
      Cierto es que me han cambiado la vida, mucho y no he dejado de escribirlas desde creo que el mes de marzo del año pasado, de hecho las necesito y gracias a ellas estoy bien a pesar de los problemas que han ido surgiendo.

      un besico

      Eliminar
    3. Bueno, la vida tiene olas altas y bajas, pero si vas escribiendo te mantienes a flote,como bien dices.
      Un beso

      Eliminar
  2. Muy buen texto.

    Fluir, consciencia y amor son practicamente lo mismo.
    Hacer consiste en estar presente y despierto. Reconocer tu accion y darte permiso para proseguir.

    Trabarse, atascarse ante los obstaculos o dificultades denota nuestros conflictos internos.
    Entonces tenemos la oportunidad de observarnos y deshacer lo que nos frena y limita.

    Lo mas dificil es al principio, pues el prisionero no se da cuenta de estar atrapado en su propio marco mental. Las palabras visten a las ideas, las ideas alojan a los esquemas.

    Reflexionando, mediante el pensamiento y la palabra se descubre la verdad, aunque hay profundidades casi inarticulables, que precisan otras formas de aproximacion y tal.

    Trabajos estos que llevan su tiempo y esfuerzo, pero compensa. Todo es cuestion de saber el camino que uno quiere para su vida, pues nadie lo va a hacer por ti.

    Fluir es todo un arte y se puede llegar a el por diversas vias, aunque algunas rutas pueden resultarnos extrañas o inciertas. No se, un buda puede ser el colmo del equilibrio, pero tampoco parece motivado a crear nada.

    La completa serenidad tambien puede tener algun inconveniente segun se mire, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, estoy de acuerdo, los budas no son muy dados a crear cosas nuevas (tal vez dentro de sus propias mentes). Hace falta fluir y hace falta un punto de inconformismo, de querer cambiar las cosas.

      Cuando hablo de fluír hablo de alinearse con la vida.
      Hace tiempo leí un descripción (no recuerdo donde, pido perdón al/la autor/a) muy precisa. Se trata de imaginarse una pajita flotando sobre un río. Si se queda atravesada sobre la corriente, irá dando tumbos, porque la fuerza del agua golpea sus laterales. En cambio, si se alinea con la corriente del río, el agua pasará por dentro de esta pajita y se la llevará suavemente.
      Al final, llegas al mismo sitio, pero puedes hacerlo suavemente o dando tumbos y magullado. Para mí eso es fluir.

      Eliminar
  3. Es cierto que el control es enemigo de la creatividad. Y que hoy en día no nos lo ponen nada fácil, ni para crear ni para fluir.

    Por otro lado, no creo que la clave sea vivir con actitud positiva siempre. Fluir muchas veces implicará negatividad. Si vas a dejarte llevar, algunas veces te arrastrarás hasta el fondo, porque si evitas esos sentimientos... ¿no es una forma de control?

    Un saludo.
    Ehse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante concepto planteas. Me parece que me voy a enrollar con esto.

      Yo pienso que fluir y negatividad es algo absolutamente incompatible. Es que no concibo fluir como un "dejarse llevar" sino como un viajar confiando.

      Por otro lado, no creo que existan muchas situaciones 100% negativas. En todo momento disponemos de cosas negativas y positivas, la diferencia esta en qué ponemos el foco y en como juzgamos y etiquetamos las situaciones.
      Personalmente, he vivido muchas situaciones dolorosas pero con el tiempo han demostrado no ser negativas sino que formaban parte de un proceso. Y esto hace que gane confianza, incluso cuando me toca algún trago amargo saber que más adelante lo apreciaré.

      ¿Qué es negativo? Bien, todo el mundo suele coincidir en que la muerte lo es. ¿Pero cómo lo sabemos? No sabemos qué viene después, por lo tanto la valoramos con prejuicios y desde el desconocimiento.
      Lo mismo ocurre con todas las demás cosas que consideramos negativas, lo son porque así hemos decidido considerarlas, desde el desconocimiento y la falta de perspectiva.

      Un saludo ;)

      Eliminar

Publicar un comentario