La creatividad ya no es opcional

Mucha gente no explora ni desarrolla su creatividad porque piensa que la creatividad es cosa de unos pocos elegidos, pero todavía más gente deja pasar de largo esta faceta (yo diría necesidad vital) porque creen que la creatividad es una especie de accesorio opcional, para aquellos que tienen tiempo y pocos problemas.

La educación se encarga de esta creencia, tanto en casa como en la escuela. Se potencian las aptitudes que tengan que ver con aquello que suelen llamar "tener futuro", los conocimientos, los títulos, los oficios, las habilidades consideradas prácticas. En cambio la creatividad es considerada como cosa de artistas bohemios. Y como todos los niños disfrutan con las actividades creativas, hay cierto empeño en "podar" estas inclinaciones a base de racionalidad, notas y otros instrumentos (igual de perversos). Como ya he mencionado antes, se potencian las habilidades del hemisferio izquierdo del cerebro y se limitan o ignoran las del derecho, todo por un futuro seguro y estable.

Lo que pasa es que el presente no es el futuro que habían imaginado para nosotros, mientras que el futuro actual es un misterio. El mundo está cambiando y las reglas han cambiado. La seguridad y la estabilidad es algo que nadie confía en conservar ya. Otros la han perdido definitivamente.

Todos los días hablo con personas que están en el paro (muchos de ellos sufren ya un paro crónico) y que lo único que hacen es echar currículums aún sabiendo que no les van a llamar siquiera para la entrevista. Se encogen de hombros y esperan pacientemente a que cambie la situación. "¿Que le voy a hacer?" dicen, resignados. 
Lo peor de todo esto es que los días se les hacen largos, se aburren, están hartos de no hacer nada, pero aún así siguen esperando inmóviles a que alguien les llame para ofrecerles un trabajo. Esto se debe a  la educación recibida. Jamás han explorado sus verdaderas posibilidades.

Pero la única manera de salir de esto es reinventarse, buscar nuevos caminos, explorar, arriesgarse a fallar (un fracaso es mucho mejor que la inmovilidad). La única manera de salir de ésta es ser creativos. La creatividad ya no es opcional hoy en día. No es un capricho para gente sin problemas, sino la solución a todos estos problemas.

De ahí la importancia de desarrollar una actitud creativa. Poder se puede, todo el mundo puede, todos tenemos talentos y dos hemisferios que conjugar de la manera más beneficiosa posible.

Comentarios

  1. Completamente de acuerdo... y no solamente en lo económico o laboral. Estoy convencida de que necesitamos la creatividad que podamos cultivar para reinventar las reglas de la sociedad, nuevas formas de colaboración y participación... lo que existe ya no nos sirve.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, en todos los aspectos, nos hace falta crear un nuevo modo de hacer.
      Un beso

      Eliminar
  2. Mi también de acuerdo. La vocación, la voz interior que nos dice donde seremos felices, donde el esfuerzo es satisfacción, vamos nuestra energía de vida para ser felices ha estado apagada por la creencia en que la seguridad generará felicidad y ya se ve que no es asi.
    Personas que pueden vivir de su vocación seguro que no tienen depresión o son más inaccesibles a ella.
    Besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, siendo que a la hora de distribuir el tiempo que pasamos despiertos, la mayor parte se la lleva el trabajo, es normal que los más felices sean los que disfrutan con ello. También suelen ser los que mejores resultados obtienen, pues tienen mayor motivación para hacerlo bien.
      Un beso

      Eliminar
  3. Estoy con Cereza al 100%!! Los padres, muchas veces con la mejor de las intenciones, cortan las alas de la vocación de sus hijos si ven que "no tiene futuro". ¿No es mejor que lo decidan los propios hijos, que lo intenten y fracasen, o que lo consigan, pero que al menos no se hayan quedado con la frustración de no haber podido vivir de su vocación?
    Si la seguridad ha desaparecido... reinventémonos y hagamos caso a esa voz interior! Total, si nos vamos a morir de hambre de todas formas... que sea con una sonrisa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, pues oye, es verdad, puestos a pasar hambre, que al menos sea divertido y placentero. Además ocurre que las personas que disfrutan de sus trabajos tienen muchas menos necesidades materiales, porque no tienen que aplacar la ansiedad a base de autoregalitos.

      Eliminar

Publicar un comentario