El diario creativo

Hace años llevaba un cuadernito de lecturas donde apuntaba las cosas que me llamaban la atención de los libros que leía. Rara vez se trataba de citas, más bien tomaba nota sobre cómo los autores lograban determinado efecto con palabras. No lo estudiaba después, ni intentaba realizarlo yo, sólo lo anotaba. Con todo, pasados otros años más, al releer algunos de mis cuentos me sorprendió descubrir en ellos efectos que me habían maravillado de otros autores, sin haberlo pretendido siquiera.

 

Ahora uso un cuaderno (digital) al que llamo "Inspiraciones" donde guardo ilustraciones muy variadas, siempre de otros autores, de las que considero que tengo algo que aprender. Guardo la imagen y al lado anoto aquello que me resulta sorprendente y como lo ha logrado el dibujante, con qué efectos, con qué detalles. De esta manera, no sólo conservo la imagen y la lección que conlleva, sino que también me obligo a examinar la imagen detenidamente para descubrir cual es "el truco". Vamos, lo mismo que hacía en mis lecturas, esta vez aplicado al dibujo (esto se puede hacer en cualquier otra disciplina o aprendizaje).

 

Siempre recomiendo crear un diario creativo de este tipo. Es la mejor manera de aprender, de comprender lo que todavía no se ha alcanzado, de superarse. Tener un archivo así ayuda a fijar las impresiones del momento para que no se las lleve el viento porque pasamos de la simple admiración (en la que quizás nos digamos que no seremos capaces de hacerlo) a un aprendizaje activo, a desmenuzar la obra en tramos comprensibles y, por tanto, alcanzables.

 

Para quienes todavía no se atrevan a empezar a crear, éste es un buen comienzo, no hay riesgo alguno de "hacerlo mal", sólo se trata de tomar apuntes sobre lo que vemos y nos gusta.

 

¿Os apuntáis?

Comentarios

  1. Yo me apunto!!!

    Gracias por estas ideas que tanto nos ayudan. Además, en mi caso, cuando te leo y las descubro, me inunda un entusiasmo por la creación que de otra forma no despertaría.

    Besinchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que a estas alturas ya tengas alguna paginita. Lo bueno de este diario es que no necesita ni mucho tiempo, ni mucha disciplina (que hay algunas alérgicas a la disciplina, lo sé).

      Besssitos

      Eliminar
  2. Qué buena idea Anca. Lo voy a poner en práctica, de ahora en adelante. Comenzaré anotando los detalles que me gustan cuando leo un libro, a veces son escenas simplemente que cuentan más de lo que dicen...eso me encanta cuando descubres más de lo que está escrito. Lo que tengo que aprender es a organizarme porque suelo apuntarlo en cualquier parte y después no lo encuentro o está disperso entre otras notas. Ahora me he pedido un libro en valenciano para practicar la lectura y la expresión. Me acaban de enviar el mensaje de la librería para pasar a recogerlo. Lo que solía hacer es apuntarme palabras nuevas que no suelo utilizar y que a partir de entonces me sirven de inspiración. Pero me has dado una idea para ampliar las anotaciones a todo lo que me llama la atención sin pensar si me va a servir o no. Libertad plena. Besets.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, justo de eso se trata en el diario creativo, de la libertad plena. Si no, sería un archivador más.
      Eso sí, mejor tenerlo todo en un mismo cuaderno, de lo contrario no hay manera de encontrar alguna cosa que busques en un momento dado.
      Un beso

      Eliminar
  3. Muy buen recurso.
    Durante años me hacia una ficha de cada libro o comic que leia, anotando, copiando detalles o asi.
    Ahora me ha dado por entresacar citas de mis lecturas y ponerlas en twitter, me sirve como apunte mnemotecnico y como juego. Es divertido ver como cambia el sentido de algunas frases, recortando o descontextualizando, jeje.
    Os paso el enlace por si quereis echarle un ojo: http://twitter.com/dersony
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sólo le echo un ojo, sino que te sigo en twitter ;)

      La verdad es que hay tal cantidad de cosas que se pueden hacer para remezclar o interiorizar contenidos ajenos (y propios) que una podría dedicarse exclusivamente a elaborar diarios creativos y no le bastaría el tiempo. Hay que elegir, por desgracia, aunque siempre se puede alternar, por temporadas, para así cultivar todas las áreas del cerebro.
      Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario