Creando hipótesis

Al elaborar la lista del juego de la semana pasada me limité a transcribir los objetos que me venían a la mente, siempre y cuando no sirvieran para escribir. Pero cuando acabé de redactarla se me quedaron los ojos bizcos: ¿y qué narices iba a hacer yo en medio de la nada con estos objetos? ¿qué habría ido a hacer para llevarme justo estos objetos y no otros?


Bien, ahora vamos a averiguarlo. Partiendo de la misma lista absurda, vamos a construir una hipótesis plausible para que una persona de mente saludable pueda llevar estos objetos encima y resulte todo coherente.
No se admite atribuir a la casualidad ninguno de los objetos de la lista. El objetivo es incorporarlos todos y que cada uno tenga un sentido en la tarea que se íba a realizar ahí, en medio de la nada (aquí va de nuevo la lista):
  • Un rollo de alambre
  • Cinta aislante
  • Un tenedor
  • Un paquete de plastilina
  • Una vela de cera
  • Encendedor
  • Un abanico
  • El llavero con sus llaves
  • Un collar para gatos con campanilla
  • Un trozo de poliuretano
Tengo mucha curiosidad por saber las posibles hipótesis que se os ocurran. Como nuestras mentes son únicas, las conexiones que hagamos también lo serán.

Comentarios