Disparadores creativos

Además de las técnicas de creatividad es muy recomendable conocer cuáles son nuestros disparadores creativos. En realidad todos nos funcionan a todos, pero dado que somos personas con inteligencias diferentes, a cada quién le puede funcionar con mejores resultados un disparador distinto.
No hay que confundir los disparadores con las técnicas. Las técnicas son grupos de ejercicios basados en determinado proceso cerebral, mientras que los disparadores son percepciones que provocan una mejor asociación de ideas, que evocan mayor abundancia de sensaciones. Así, por ejemplo, si una persona de manera principalmente visual, sus disparadores creativos serán visuales, pudiendo aplicar las distintas técnicas de este modo.
Para ilustrar esta diferencia tomemos por ejemplo la palabra como disparador (es, en mi opinión, el más potente, pero sobre esto ya escribiré en otro post). Empleamos la palabra como disparador en la técnica de las palabras aleatorias, pero también en los mapas mentales y en otra gran cantidad de juegos creativos que pertenecen a distintas técnicas.

Los disparadores creativos no tienen que ser necesariamente relacionados con el ámbito en el que se van a usar. Las imágenes o los sonidos, por ejemplo, pueden ser perfectamente utilizados como disparadores para crear un texto y viceversa.

Es importante conocer los propios disparadores creativos (es decir, conocer cómo funciona nuestra propia mente) para agilizar nuestro acceso a las ideas potenciales. ¿Y tú? ¿Conoces tus disparadores creativos?

6 comentarios:

  1. Si no he entendido mal, un disparador podría ser por ejemplo ducharme, salir al jardín, caminar por la playa, tomar un té rojo o acariciar a mi gata. Algo que por el hecho de hacerlo produzca en mí un aumento de las sensaciones que tengo ordinariamente y me hiciera sentir más creativo. ¿Sería así, o no lo he entendido bien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estos actos que mencionas son, efectivamente, muy eficaces, porque al no requerir de toma de decisiones y pensamiento racional, dejan más libertad para que el hemisferio derecho trabaje más libre. Son más recomendables en una etapa avanzada de la creación y especialmente cuando se atasca una cuestión.
      Los disparadores, en cambio, son las herramientas con las que provocamos la creación (la asociación de ideas novedosa). Son la materia prima y no el estado mental.
      La gran diferencia entre ambas cosas es que una provoca sensaciones, como tú bien dices, que nos hacen fluir, mientras que la otra se basa en percepciones (sensoriales) y asociaciones. Por ejemplo, quiero escribir un cuento sobre hormigas y me pongo a mirar imágenes de edificios (si mi disparador dominante es visual) procurando asociar las imágenes con las hormigas de algún modo. O puedo escuchar una melodía (si mi disparador es auditivo) y relacionarla con mi historia (con los personajes, con el ritmo de lo que ocurre, con algún aspecto de la trama, etc).
      En resumen, se trata de provocar que la historia nazca recurriendo a elementos externos y relacionarlos con los internos a base de preguntas (por ejemplo ¿y si las paredes de este edificios estuvieran llenas de hormigas? O ¿para que una hormiga llegara a la planta 32 qué tendría que pasar o qué obstáculos tiene que sortear o por qué querría llegar a la planta 32 con tanto ahínco?

      Como ves, de una plácida estancia en el jardín, a la mente llegará lo que buenamente llegue, en cambio, con los disparadores creativos, tú provocas de manera activa que lleguen las ideas.

      Espero que ahora sí se haya entendido bien.

      Eliminar
  2. Y de qué manera se pueden identificar los disparadores creativos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dos vías:

      1. La vía larga: probarlos todos. Abordar cada creación de manera diferente hasta comprobar qué es lo que nos funciona mejor (hay que probar en varias ocasiones cada disparador, porque hay días más fértiles que otros y eso puede confundirnos en los resultados).

      2. La vía corta: averiguar cuál es tu estilo de aprendizaje. Tanto la creatividad como el aprendizaje tienen gran dosis de asociación de ideas y conceptos, por lo que es más que probable que lo que te funcione para una cosa, te funcione también para la otra.
      Para averiguar tu estilo de aprendizaje puedes hacer este test:
      http://www.vark-learn.com/Spanish/page.asp?p=questionnaire

      Eliminar
  3. Hola Anca, no sé si es mucho pedir pero ando mucho tiempo buscando algún articulo que hable sobre loas disparadores de creatividad y no he logrado hallar ninguno. ¿Me podrías recomendar alguno?. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no es un tema del que se hable mucho, la verdad es que yo no recuerdo haber leído ninguno. Tomo nota para seguir ampliando el tema.

      Eliminar