Aclarando conceptos sobre creatividad

La protagonista de esta denuncia afirma que no quería regalar bolígrafos u otros objetos que regalan todos los comercios así que "le echó creatividad" y decidió regalar pollitos envasados en tuppers de plástico (pollitos que, al parecer acabaron muertos tras semejante tortura).

Bien, aquí hace falta aclarar un concepto clave sobre la creatividad: crear y destruir son acciones opuestas, no son compatibles, se excluyen la una a la otra. Tanto esta señora, como otros seres que se creen artistas geniales dejando un animal atado hasta morir de hambre o matando a los propios gatos para hacer bolsos con ellos y un sin fin de barbaridades más que nos toca escuchar, más que creativos parecen psicópatas (dada su incapacidad de sentir empatía con el sufrimiento otros seres vivos).
Como decía, crear es incompatible con destruir. Crear sí puede consistir en transformar algo sin valor en algo de valor (como puede ser usar los materiales de un viejo mueble roto para construir uno nuevo, hermoso y/o útil). En todo caso, la regla número uno es que aquello que se transforma (desmembrándolo incluso y desechando partes, por supuesto) tiene que tener menos valor que aquello que se va a crear. Hasta donde yo alcanzo a comprender, la vida es el valor supremo, no hay nada más valioso que ésta, por lo tanto, matar queda excluído como opción para crear. La vida, aunque sea la de un pollito, es de más valor que una venta o una publicidad. La vida de un gato tiene más valor que un bolso (igual que la de una nutria más valor que un abrigo, o la de un toro más que una exhibición de destreza y agilidad).
Así que a todos estos genios les recomiendo que, cuando se pongan creativos, empleen materiales inanimados y, desde luego, con menor valor de lo que van a crear. Y que se miren lo de la psicopatía, por supuesto.

2 comentarios:

  1. Estoy en contra del maltrato a los animales que no sean insectos o arácnidos, y especialmente me resulta odiosa la violencia contra los gatos.
    En lo que no estoy de acuerdo es en que no se pueda crear destruyendo. No destruyendo la vida, pero si destruyendo conceptos, o destruyendo partes de una obra.
    Me imagino con un martillo demoliendo una parte antiestética de una estructura y creando algo más hermoso. Es como mínimo, teóricamente posible.
    O por ejemplo coger un papel de un poema malo y recortar unos trozos hasta dejar solo una frase que sea poética.
    ¿No sería eso crear y destruir ( no vidas por supuesto) al mismo tiempo?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy en contra del maltrato de insectos también (pero a favor de una exterminación fulminante, sin regocijarse en torturalos, cuando invaden el hogar) ;) Bueno, no es que esté a favor, es que en ocasiones no hay otro remedionporque hay bichos imposibles de ahuyentar.

      Veamos, en el primer caso que pones de ejemplo, tu creación es una transformación, no una destrucción. La creación de algo nuevo implica muchas veces desechar partes de lo viejo.
      En cuanto al segundo ejemplo, lo mires por donde lo mires, es una destrucción. ¿Qué más da que sea malo y, sobretodo, quién dice que un poema es malo? Un poema no tiene valor intrínseco, ninguna creación humana lo tiene, sólo tiene el valor que nosotros le damos. Seguro que ese poema no tiene el mismo valor para ti que para su autor, así que ¿cómo puedes estar tan seguro de crear algo de más valor? En este ejemplo, si el poema que vas a destruir es manuscrito original sin copia, tu acto sería de destrucción de la creación de otra persona. Siempre puedes copiar la parte que te gusta y hasta crear algo nuevo a partir de ella (si el poema tiene copias, no es destrucción, sólo es usar el trozo de papel de manera diferente, por lo tanto es creación).

      Eliminar