Ejercicios para el hemisferio derecho

Según las estadísticas de este blog hay bastante gente que busca juegos y ejercicios para entrenar el hemisferio derecho. Podría satisfacer esta petición silenciosa, pero voy a hacer algo mejor que transcribir algunos ejercicios como si fuera la receta del médico, para explicar cómo se puede entrenar este hemisferio de forma continuada, a lo largo de toda una vida.

Lo único que necesitamos para potenciar el hemisferio derecho es usarlo. Como si de un músculo se tratara, a medida que lo usemos, se hará más fuerte y nos será más fácil apelar a sus habilidades para enriquecer nuestras vidas. Esto es de cajón ¿verdad? Lo sabe todo el mundo, por eso precisamente buscan ejercicios y recetas para ejercitar el hemisferio derecho.

Está bien, entonces vamos a ver cómo se ejercita el hemisferio derecho. En primer lugar, hay ciertas actividades, como el dibujo, que hacen que se produzca más actividad en este hemisferio cerebral. Sin embargo de nada sirve recetar el dibujo a modo de entrenamiento del hemisferio derecho, puesto que éste (y cualquier otra actividad) también se puede abordar desde la perspectiva expeditiva del hemisferio izquierdo. Nos han enseñado CÓMO hacerlo y el hemisferio izquierdo ha creado su resumen eficiente de esta tarea, por lo que cuando queramos realizarla de nuevo accederemos rápidamente a este resumen. El hemisferio izquierdo es rápido y además especialistas en "cómo"-s. Le encantan esos "cómo"-s, al contrario de lo que le sucede al hemisferio derecho que huye de ellos como de la peste. Creatividad y "cómo"-s son cosas contradictorias y excluyentes (ya sé, ya sé, dos de mis libros de creatividad empiezan por la palabra "cómo"; esto se debe a que van dirigidos a personas que usan su hemisferio izquierdo y buscan un "cómo" efectivo).

Así pues, el hemisferio izquierdo, archientrenado por la educación formal, no formal e incluso la informal, es el hemisferio que usamos por defecto. En cuanto hemos aprendido cómo se hace una cosa, este hemisferio toma el mando y dirige nuestras acciones. Nos pasará lo mismo con el dibujo, a todos excepto a los que se dedican a ello de forma habitual.
Mientras, el hemisferio derecho, que prefiere explorar distintas posibilidades (con la lentitud que esto supone), se queda en segundo plano, puesto que el izquierdo ya ha tomado la iniciativa y solventado la tarea.
¿Entonces qué nos queda? Sólo podemos refugiarnos en aquellas cosas de las que todavía no disponemos de ningún "cómo". En éstas, ambos hemisferios partirán del mismo punto y desde luego el hemisferio derecho tendrá a su disposición todo el tiempo que necesite para explorar la tarea desde distintos ángulos.
Así que, si quieres entrenar tu hemisferio derecho, haz cosas que no sepas hacer, sin manual de instrucciones y sin profesor. Cualquier actividad vale, el único requisito es que no tengas ni idea de cómo se hace.
Está bien, si quieres un ejercicio claro para empezar (este deseo se lo puedes agradecer a tu hemisferio izquierdo) ahí va uno que te llevará a ejercitar ampliamente tu hemisferio derecho:
Inventa un juego para entrenar el hemisferio derecho.
Me encantaría que después lo expusieras aquí, en los comentarios, o me lo hicieras llegar por correo.

Comentarios

  1. Juego para colegios:
    Los niños/as hacen un corro bastante amplio, en el que todos estén mirando hacia dentro del círculo.
    Uno coge un folio, piensa en un compañero/a y escribe en secreto algo positivo de esta persona. A continuación, hace un avión con el papel y lo lanza al círculo. El avión llegará a algún componente y éste tendrá que adivinar de quién se trata la descripción que viene escrita. Si necesita ayuda, podrá formular alguna pregunta o se le dará alguna pequeña pista.
    ¿Ésta vale?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale como ejercicio para entrenar el hemisferio derecho si tú no tienes ninguna relación con las actividades para niños en tu profesión, ya que en caso contrario estarías usando un "cómo" que ya sabes. De todos modos, crear nuevas actividades, aunque trabajes en este tema, es un acto creativo.
      En cuanto a la actividad en sí, puede ser un juego de conocimiento del grupo, de cohesión de grupo o de autoestima, según el enfoque que se le de en el momento, pero no es una actividad para estimular la creatividad de los niños. Esto de debe a que para adivinar o responder preguntas usamos habilidades del hemisferio izquierdo, como por ejemplo relacionar conceptos. Las actividades para estimular el hemisferio derecho son totalmente diferentes. Si te interesa el tema, puedes mirar mi blog de creatividad infantil, especialmente este artículo sobre como programar actividades creativas:

      http://creatividadinfantil.ancabalaj.com/2014/08/como-programar-actividades-creativas.html

      Gracias por dejar tu idea aquí.

      Eliminar

Publicar un comentario