Las distracciones más peligrosas

Se habla con bastante frecuencia de las distracciones a las que estamos expuestos hoy en día: redes sociales, correo electrónico, el exceso de novedades y noticias, la sobreestimulación... Sin embargo, para las personas creativas las distracciones más peligrosas siguen siendo las mismas que existían hace siglos: el fracaso y el éxito.

El diario creativo (3)

Existen muchas maneras de llevar a cabo un diario creativo, tantas que una persona podría dedicarse a hacer sólo diarios creativos (uno de cada tipo) y tendría todo su tiempo ocupado. Por supuesto, no hay que mantener todos estos tipos de diario, sino escoger el que se ajuste a las necesidades de uno o, en todo caso, un tipo de diario para cada momento o etapa por la que estemos atravesando. Hace tiempo escribí aquí sobre diario para aprender y del diario para perder el miedo a hacerlo mal. Hoy escribo sobre el diario para la perseverancia.

Ser creador en estos tiempos

Lo contrario de tener limitaciones es la abundancia de medios. Y esa es la época que nos ha tocado vivir. Hay tanta abundancia que nos abruma en muchas ocasiones, que requiere una actualización de conocimentos constante, hasta el punto de que esta actualización puede llevarnos a dedicarle más tiempo que a la creación en sí. Hay tantas nuevas tareas para los creadores (sobretodo los independientes) que difícilmente se puede llegar hasta el fondo de alguna de ellas.

Rendirse

Todo proyecto creativo o novedoso llega a un punto en el que entran ganas de rendirse. Hemos trabajado mucho en ello, lo hemos dado todo, pero sigue sin salir bien. Este es el punto exacto en el que tenemos la tentación de rendirnos: las personas estamos siempre buscando la gratificación y, cuando ésta no llega, nos vamos a buscarla a otra parte.