Potente ejercicio para estimular el hemisferio derecho

Yo siempre digo que moriré de inspiración, porque cuando llegan rachas muy fuertes, me quedo secuestrada por las ideas y tengo muy poco cuidado con las cuestiones que todo cuerpo humano necesita para sobrevivir: no como, no duermo, sufro accidentes por despiste... Esto me suele pasar en noviembre que es el mes en el que, no sé por que razón, estoy en mi punto más alto de inspiración. En cambio julio es un mes en el que estoy en el punto más bajo, de hecho casi no suelo escribir ni en el blog. En cambio este año me ocurre todo lo contrario, la inspiración me ha secuestrado por completo este mes. Pero esta vez sí sé por qué viene la inspiración con tanta fuerza. Y es algo que tú también puedes practicar.


Desde hace unas semanas estoy trabajando en un proyecto para el que tengo que dibujar mucho. Horas y horas, cada día, hasta que se me secan los ojos y se me caen al suelo (o así lo siento yo). Pero no, no es eso lo que provoca la inspiración con tanta fuerza. No es dibujar por sí mismo, sino el tipo de dibujos que estoy haciendo. Aquí tenéis un ejemplo de estos dibujos.



¿Por qué funciona este tipo de dibujos para activar el hemisferio derecho? 


  • En primer lugar, porque se trata de trazar lineas y formas, actividad que es competencia del hemisferio derecho. 
  • Por otro lado (y este es uno de los dos puntos principales por los que funciona) porque estas lineas y formas se dan en gran variedad, cada parte del dibujo tiene unas lineas diferentes (el gesto de la mano al trazarlas también es diferente), se combinan formas redondeadas con otras angulosas y la densidad de estas lineas también difiere de una zona a otra. Al hemisferio derecho del cerebro le gusta y le estimula la variedad. 
  • El otro punto esencial por el que este tipo de dibujos estimula el hemisferio derecho es porque es un dibujo que se centra en el detalle. Cuando hago estos dibujos me centro en la forma que estoy trazando en cada momento, olvidándome del conjunto, sólo veo la zona que estoy decorando, totalmente fuera de contexto y sin tener en cuenta nada más. Este centrarse en el detalle es algo propio del hemisferio derecho del cerebro, puesto que el izquierdo se dedica más a visualizar el conjunto, sintetizar y crear jerarquías.

Evidentemente, este tipo de dibujos cuestan horas de trabajo. Pero cada una de esas horas hace las veces de gimnasio para el cerebro. Al cabo de unos días dibujando así, notarás que las ideas (del campo que sea) llegarán con más fluidez, porque aumentará tu capacidad de relacionar conceptos y porque la información que anda por tu subconsciente está más accesible de pronto.

Y ahora me dirás: "pero yo no sé dibujar". Mala excusa, este tipo de dibujos los puede hacer cualquiera, no se necesita guardar unas proporciones,  no hay realismo en ellos, no se da ninguno de los elementos para los que necesites emplear la técnica. ¿Sabes dibujar un huevo? Pues dibújalo y decóralo. Dibuja y decora veinte huevos de pascua diferentes (que sean dibujos grandes, por favor). Y, como lo importante para que este ejercicio funcione no es el objeto decorado, sino la propia decoración, también puedes bajarte plantillas de dibujos para colorear y hacer con ellas lo mismo.

En unas semanas de práctica diaria (pongamos una hora al día), tendrás tu hemisferio derecho activado. Y de regalo, habrás practicado meditación durante todo este tiempo y te sentirás en paz. ¿Se puede pedir más?



Si te ha interesado este artículo, puede que también quieras leer:

Comentarios

  1. Te sigo desde El Taller de escritura . Este post ME HA ENCANTADO . Deberíamos volver a intentar escribir otra vez. Reconozco que me he parado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es un buen momento para volver a hacerlo ¿no crees? Veranito, tiempo libre, ganas... lo tienes todo.

      Gracias por seguir por aquí :)

      Eliminar
  2. ¿Qué material empleas? ¿Tinta? ¿Rotuladores? ¿Puede emplearse un simple lápiz?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Actualmente lo hago en digital (en tablet con Adobe Ideas), pero en mis inicios hacía estos dibujos con rotuladores calibrados de 0.2mm, 0.4mm y 0.8mm. Por ejemplo, este dibujo está hecho con rotulador calibrado:
      https://lh6.googleusercontent.com/-zogdxupz0XA/TC8otwNMNiI/AAAAAAAADbE/jbAW4ALIsZ0/w600-h563-no/elefante.jpg


      Puedes usar lo que quieras, en realidad. Lo importante es que el trazo pueda ser fluido, que no encuentres resistencia en el papel. Cuánto más fluido, más entrarás en un estado mental de relajación. Y que haya un buen contraste entre el papel y la tinta (un lápiz muy duro, por ejemplo, no sería tan útil).

      Eliminar
  3. Tienes más dibujos para estimular el lado derecho del cerebro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes ver los más recientes, hechos con bolígrafo, aquí:

      https://m.flickr.com/#/photos/anquis/albums/72157664338805809/

      Eliminar
  4. Los dibujos, es mejor dibujarlos con la mano izquierda (para actuvar el lado derecho) o no tiene importáncia con la mano que lo haga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres una activación inmediata del hemisferio derecho, para obtener un punto de vista diferente sobre tu proyecto, o para desbloquearte, dibuja o escribe con la mano izquierda (la derecha para los zurdos). Este es un efecto rápido pero no muy duradero, como todo lo rápido, porque no resistes mucho rato dibujando o escribiendo con tu mano no dominante, es realmente agotador.

      En cambio, si quieres activar el hemisferio derecho del cerebro de modo que esté trabajando de forma permanente, igual que el hemisferio izquierdo, haz este tipo de dibujos con tu mano derecha (izquierda para los zurdos). Puedes empezar con la izquierda, pero una vez arranques, sigue con tu mano dominante, porque lo importante es permanecer largos ratos en esta actividad, para que el cerebro cambie su modo de funcionar habitual.

      Eliminar
  5. Como saber cuando estoy en el hemisferio derecho osea cual es el sentimiento, como me doy cuenta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando predomina el hemisferio izquierdo, el tipo de pensamiento es más racional, mientras que con el derecho es un pensamiento más intuitivo. También podrás observar que con el izquierdo percibes conjuntos, mientras que con el derecho, los detalles. Puede ocurrir que afecte también al monólogo interior, con una merma en el vocabulario; por ejemplo, en modo hemisferio izquierdo pensarías: "voy a poner pétalos en las pestañas", mientras que en modo hemisferio izquierdo pensarías "voy a poner esto aquí", sin especificar con las palabras precisas.
      Una señal inequívoca es que se trastoca la percepción del tiempo: ni te vas a enterar de cómo han volado las horas :)

      Eliminar
  6. Santiago Pérezabril 05, 2017

    Por favor, sigue este link:

    https://www.ted.com/talks/jill_bolte_taylor_s_powerful_stroke_of_insight?language=es#t-1102368

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario