Laboratorio de dibujo

He tenido que hacer un gran esfuerzo para retener entre mis manos el libro "Laboratorio de dibujo" el tiempo suficiente como para poder hace una reseña decente. Creo que este mismo problema lo habrá tenido cualquier otra persona que practique el dibujo, porque a los pocos minutos de tenerlo entre tus manos, con solo hojearlo un poco, una necesita urgentemente soltarlo para ponerse a dibujar, hasta ahí llega el poder de contagio que ha logrado su autora.


Soy una devoradora de libros de este tipo y, cuando me llega uno, suelo terminarlo en uno o dos días. En este caso, había pasado más de una semana y todavía no había pasado de hojearlo y leer el primer ejercicio. Finalmente he juntado todo mi valor y me he puesto a la tarea de leer el libro sin soltarlo a cada paso. 

Aparte de la enorme inspiración que da el simple hecho de tenerlo entre tus manos durante unos minutos, se trata de un libro bastante completo que te hace pasar por diversas formas de dibujar, por prácticas más elaboradas y también por limitaciones que estimulan la creatividad, los diversos medios con los que crear las obras, ejercicios para dibujar con el hemisferio derecho y hasta entrevistas con artistas que cuentan sus métodos de trabajo. 
Si bien en un principio daba la sensación de ser un libro que no requiere gran técnica para realizar los ejercicios, lo cierto es que sí se requiere cierta técnica. No es un libro con el que empezar de cero, puesto que la autora da por sentado que el lector sabe algunas cosas y sabe manejar los distintos medios. Es un libro para artistas, enfocado a obtener resultados más originales y desbloquear los modos de hacer encorsetados que uno puede haber adquirido.
Pese a todo, para los no dibujantes, el libro puede servir de inspiración. Algunas de las propuestas no requieren técnica y, desde luego, como ya decía antes, es muy difícil hojearlo y resistirse a dibujar inmediatamente. Si yo tuviera que empezar a dibujar ahora, combinaría el libro "Cómo dibujar con el hemisferio derecho del cerebro" con este otro. Ambos forman un material muy completo con el que comprender cómo funciona esto del dibujo, el primero más enfocado a aprender a ver y el segundo a aprender a crear y a generar ideas para no quedarse bloqueado en el "no sé qué dibujar".  

Me gusta especialmente el enfoque que tiene esta autora con respecto a la creatividad, una manera de acercarse desenfadada y relajada, llena de juego y de vitalidad. Si has hecho alguno de mis talleres, es este mismo enfoque el que vas a encontrar en su trabajo, solo que está orientado específicamente al dibujo.

Lo que más destaco del libro de Carla Sonheim es su gran poder inspirador, su capacidad de contagiar las ganas de pintar y dibujar, de usar el lápiz, el rotulador, los colores y cualquier cosa que tenga la capacidad de manchar. Creo que este libro debería encontrarse en cada esquina, para que la gente aburrida eche un vistazo a sus páginas y se vaya corriendo a casa a dibujar algo. No hace falta ni comprarlo o tenerlo, bastan diez minutos con el libro entre las manos para que cumpla este cometido.


Si este artículo te ha resultado útil, puede que también quieras leer:



2 comentarios:

  1. En realidad Anca a mí el libro del lado derecho del cerebro, como principiante, me desmoralizó mucho. Aunque solo sea por la lista de la compra que trae nada más empezar. No me gusta que se me exija tantas cosas para dibujar. Por eso yo prefiero a ed emberley como principiante total.
    El otro libro que mencionas en esta entrada no lo conozco, aunque me gustaría conocerlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que habrás empezado con el libro "Nuevo Aprender a dibujar...", porque cuando lo encontré yo, la edición anterior, sólo se necesitaba un lápiz y los materiales te los hacías tú. En todo caso, yo con un lápiz me las arreglé y aprendí a dibujar de la noche a la mañana, literalmente.
      No conozco el libro de Ed Emberley, he visto imágenes en internet, pero no sé a cuál te refieres.
      En todo caso, te avanzo en exclusiva (y que no salga de aquí) que en estos momentos estoy trabajando en algo para principiantes totales y negados en general, el libro que a mí me hubiera gustado encontrar cuando empezaba.

      En realidad, un libro un otro, se trata de encontrar aquel que te toca la fibra y te hace entender lo que no entendías. Porque dibujar solo es entender.

      Eliminar