Proyecto 100 retratos para activar la creatividad

Me han bastado 10 minutos con el libro "Laboratorio de dibujo" (que tengo pendiente reseñar) para sentir la urgencia de soltarlo y ponerme a dibujar. Solo con hojearlo, sin leer, en mi cabeza ha nacido el proyecto "100 retratos de familia", mezclando algunos de los ejercicios que veía en las imágenes del libro.


Como ya he comentado alguna vez, uno de mis objetivos del año es la ilustración. Con este proyecto voy a avanzar a pasos agigantados (y en muy pocos minutos al día) en lo que me he propuesto. El proyecto que acabo de empezar consiste en hacer 100 retratos de personas de diferentes edades y personalidades, lo más variadas posible y juntarlas en una misma colección que me sirva más adelante como fuente de inspiración de personajes y así salir de los clichés. En estos momentos ya he hecho diez retratos, algunos de los cuales puedes ver en este artículo (y algunos de los otros aquí). Sin duda, alguno de ellos me sirven como base para ilustrar personajes que ya tengo en mi lista de espera y que van a adquirir otra dimensión gracias a estos garabatos. 
Son retratos hechos en máximo 15 minutos, desde la hoja en blanco hasta su forma final, aprovechando el movimiento espontáneo de la mano, sin prejuicios, sin nada preparado de antemano. En realidad, de ese máximo de 15 minutos, menos de 30  segundos son los que dedico a las lineas base, el resto del tiempo lo dedico a dar color y textura. 

Con sólo diez retratos, ya he aprendido bastantes cosas sobre composición de personajes, cosas que no he aprendido en las decenas de libros que he leído sobre el tema, así que no imagino cuánto habré aprendido (o comprendido) al finalizar el proyecto. No sé por qué no he hecho antes algo como esto. Las ventajas de un proyecto así son innumerables, pero aquí van unas cuantas:

* Creas una colección de registros que puedes utilizar como base para los trabajos futuros
* Aprovechas la espontaneidad de la improvisación para encontrar ideas inesperadas; hay muchas sorpresas en los resultados
* Trabajas sin prejuicios, sin ideas preconcebidas ni expectativas
* Sueltas la mano, juegas, te diviertes
* Practicas, practicas mucho

De momento el plan es hacer al menos uno de estos retratos cada día. Hubo un día en que hice seis, así que realmente no sé cuánto va a durar el proyecto. Tampoco sé si me voy a detener cuando llegue a 100 o voy a continuar buceando por la diversidad del rostro humano. Lo que sí sé es que esta forma de enseñarme a mí misma se va a quedar conmigo. Tal vez luego venga el proyecto 100 gatos, o 100 animales inventados, o 100 escenarios... ¿quién sabe?

Si quieres customizar esta práctica para enseñarte a ti mismo/a alguna cosa y avivar tu creatividad, lo primero que tienes que hacer es identificar dónde estás haciendo un trabajo demasiado correcto, o dónde usas clichés, dónde no has encontrado tu voz propia. Y sobre esto, crea tu proyecto de 100. Las reglas que deberías ponerte son las siguientes:

1. Cada uno de los ítems debe llevarte un tiempo mínimo, apenas minutos. Si, por ejemplo, se tratara de aforismos, deberían llevarte menos de un minuto
2. Todos sirven, no descartes ninguno, no corrijas, déjalo tal como está en el conjunto, porque algo va a aportar al todo. Si no te gusta alguno, haz otro mejor, pero no descartes el "malo"
3. Haz al menos un ítem al día. Conviértelo en un rito más, como lavarse los dientes o peinarse
4. No hagas demasiados de golpe, porque te vas a repetir, si vas a hacer varios ítems en un día, deja que pase tiempo entre uno y otro. Esto te permitirá acudir a la tarea con un estado anímico diferente y con ideas  del subconsciente diferentes cada vez: es lo que va a enriquecer tu lenguaje
4. Guárdalos todos en un mismo lugar para que puedas verlos de un solo golpe de mirada
5. Analízalos, detente a examinar qué es lo que te sorprende de cada uno. Compara un ítem con otro, las sensaciones que producen y busca el por qué de esas sensaciones: qué ha variado, cuál es el pequeño o gran detalle que lo cambia todo 

Si te animas, me encantaría conocer tu proyecto de 100, quién sabe si es fuente de inspiración para algún proyecto futuro.


Si te ha interesado este artículo, puede que también quieras leer:



Comentarios

  1. Excelente artículo. Voy a ver cómo adapto tus ideas a la escritura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena idea! Además tú ya tienes feeling con el número 100.

      Se me ocurren unos cuantos proyectos para escritura:

      -100 diálogos (de tres o cuatro réplicas)
      -100 principios
      -100 finales
      -100 descrpciones de personaje
      -100 metáforas

      ...y se podría seguir. Donde te veas más flojo, ahí es donde hay que atacar. Espero ver en Hiperaprendizaje las conclusiones de tu experimento y qué se aprende de tu proyecto de 100.

      Eliminar
  2. Molan mucho tus dibujos Anca, tienen un no sé qué, que me hechiza. Enhorabuena por esa iniciativa!
    Me voy a lanzar con algo que me ronda hace tiempo, mi proyecto será 100 haikus ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buen proyecto! Los haikus son muy breves pero necesitan mucha elaboración previa. Será interesante descubrir cómo surgen de manera espontánea.

      Eliminar

Publicar un comentario