Primera postal del taller, empezamos


Al fin llega el día de empezar el taller de creatividad; empezamos suave, quienes me conocéis ya sabéis que suelo empezar los talleres suave, pero que después las cosas se complican.
Esta primera semana se trata de reservar una hora diaria para trabajar en un lugar distinto al que sueles usar. 


En primer lugar, quiero aclarar que cuando digo “trabajar” me refiero a cualquier cosa que sea tu tarea creativa o el campo en el que quieres desarrollar tu creatividad. Puede tratarse de tu trabajo remunerado o puede tratarse de tu afición. Si no tienes ninguna actividad que cumpla este requisito, puedes escribir (cualquier cosa que te venga a la cabeza) durante una hora, en un lugar distinto al que sueles usar para reflexionar.


¿Sirve cualquier lugar, mientras no sea el mismo de siempre?

No, no sirve cualquier lugar. Tienes que escoger lugares muy diferentes a los que sueles emplear. No sirve cambiar de una mesa a otra en la misma estancia. Tienes que encontrar lugares lo más alejados posible de las características que te rodean normalmente. Busca el contraste en algún sentido, ya sea en cuanto a sonidos, a luminosidad, postura corporal, carga emocional... Escoge lugares que te inspiren paz, pero también otros que te resulten desagradables, o estresantes, o ridículos. En la postal tienes algunos ejemplos, pero busca en tu entorno otros lugares posibles.

¿Por qué funciona esto para estimular la creatividad? 

Nuestro cerebro está procesando continuamente una enorme cantidad de datos de los que ni siquiera somos conscientes. Cuando estamos concentrados en una tarea, nosotros solamente tenemos conciencia de aquello en lo que nos estamos enfocando, pero el cerebro sigue procesando toda la información que le llega: temperatura, olores, sonidos, etc. Estos datos están relacionados con todas las experiencias anteriores que tenemos al respecto, por lo que estas experiencias también acuden a nuestro subconsciente sin que nos percatemos.
La inspiración no es otra cosa sino el momento en el que algún pensamiento de nuestro subconsciente se conecta con la idea en la que estamos trabajando.  Con la práctica de esta semana lo que estamos haciendo es llenar nuestro subconsciente de sensaciones distintas, para que éstas invoquen experiencias o emociones que puedan conectarse con nuestra tarea y dar lugar a ideas diferentes a las que solemos tener.
No es necesario que te esfuerces conscientemente en invocar los recuerdos relacionados, tú solo trabaja en un lugar distinto cada día y tu cerebro hará el resto. Si no surge nada original, no importa, el primer paso está dado de todos modos, porque ya has obligado a tu cerebro a trabajar de manera diferente y a “salir de la caja”.

Espero tus comentarios sobre esta práctica, sería divertido compartir aquí las ocurrencias sobre lugares extraños en los que trabajar. También si tienes alguna duda, puedes dejarla en los comentarios y te responderé lo antes posible.

Para no perderte ninguna postal, recuerda que puedes suscribirte a las entradas de este blog en el menú lateral derecho.


18 comentarios:

  1. Trumbo escribia en la bañera,
    hasta le han hecho una estatua y todo, jeje:
    http://www.uncovercolorado.com/dalton-trumbo-colorado-screenwriter/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Pues a él le diríamos que use un escritorio una hora.

      Eliminar
  2. De repente se me ha ocurrido hacer algo que no he hecho nunca!!! Lo peor es que no encuentro el lugar, o lo que encuentro no vale.. Lo más difícil va a ser eso.
    Bueno, no sé...
    Ufffff 😁

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Seguro que encuetras el lugar perfecto. Seguro. Y será uno distinto cada día.
      ¿Debajo de la cama podrías hacerlo?
      Besosss

      Eliminar
  3. Me encanta! Es la excusa perfecta para escribir en lugares insospechados :)
    Saludos a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí. Es que si lo haces por tu cuenta y riesgo, te tacharán de loca, pero si dices que es lo que mandan en el curso... como mucho la loca soy yo ;)

      Eliminar
  4. Hecho!! En la consulta del dentista!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lugar terrible! Creía que a mí se me había ocurrido el más horrendo (frente a la oficina del paro, de pie) pero el tuyo también me horroriza. ¿Qué tal salió?

      Eliminar
  5. Hoy necesitaba aclarar ideas más que tener alguna ocurrencia nueva. Así que me ido al Pinar. Un buen rato, creo que no he llegado a estar una hora, sentada en un banco, a ratos mirando el cielo, a ratos viendo a la gente que paseaba, hacía footing, etc... me han aclarado las ideas. Al llegar a casa he empezado un nuevo dibujo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo por las ardillas, vale la pena ir a aclarar ideas al Pinar. Me has dado una idea :)

      Me enteré tarde la última vez, pero me gustaría ir a verte dibujar en directo algún día.

      Eliminar
  6. A mi me mola lo de escribir en mi pueblo. Este fin de semana me plantaré en la plaza de la iglesia, saludos Anca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás. Seguro que tienes hasta público.
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. He tenido una buena experiencia, mi hija se ha ido a estudiar a París, y he "invadido" su espacio para trabajar en él. Ha habido toda una mezcla de sentimientos de añoranza, de recuerdos, poca concentración en mi trabajo, pero eso es lo que menos me importaba. El momento ha sido genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cuando cambias uno de los elementos de tu rutina, lo normal es que no puedas concentrarte, por eso dije una hora al día en vez del día entero. Pero si después de esta hora, cargada de todos estos sentimientos, vuelves al trabajo, lo que hay en tu interior se plasmará en los resultados.
      Pero aunque solo hayas vivido un momento genial, ya ha valido la pena.

      Eliminar
  8. Hola soy Amparofulgi, perdón por la tardanza, surgieron problemas técnicos.
    En esta primera semana me fue imposible casi salir de casa, por lo que aproveche para escribir y pintar en espacios distintos de la casa no explorados como: en una habitación que es el espacio sagrado de mi marido, ahí fue un gran descubrimiento para mi, pues surgió una conexión con una parte de mi desconocida. en la cocina fue bestial la cantidad de ideas que surgieron, y en el cuarto de baño conecte con mi infancia y adolescencia, rescate recuerdos olvidados y recuperé una parte de mi importante, aqui fue curioso por que otro día quise probar con la pintura, bueno colorear mándalas infantiles concretamente jejejjej, y colorearlo en el sentido y dirección de siempre me era incomodo, o sea en vez de pintar de izquierda a derecha el sentido cambió y empece hacerlo justo al revés, fue una gran experiencia. Luego estuve en un curso durante el fin de semana y en medio de una treintena de personas desconocidas antes de que empezara todo me puse a escribir, al principio me sentía divertida, luego ante la observación de los demás muy ridícula y sentía como protegía lo que escribía para que no lo leyeran cuando me di cuenta de todos estos sentimientos que afloraron, me partí de la risa me abrí y seguí escribiendo jajajjaja fue liberador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesantes tus experiencias, no sabría decirte cuål me ha resultado más interesante, la del espacio de tu pareja o la de dibujar en dirección contraria.
      Lo de escribir antes del curso me ha recordado a cuando me ponía a dibujar antes de los exámenes. Veías a todo el mubdo nervioso, repasando, fumando... Y yo me sentaba en un rincón con mi libteta y mi boli y hacía dibujos de linea, para relajarme y concentrarme. En otra situación no habría podido dibujar en público, pero para relajarme sí. Qué cosas tiene la mente!

      Eliminar
  9. Hola. Acabo de descubrir este taller y me parece muy interesante. Yo no me dedico ni a pintar ni a escribir aunque siempre me haya interesado. Mi trabajo ahora es estudiar ya que me estoy preparando oposiciones y no veo que pueda trabajar la creatividad en ese campo. Aparte de eso soy madre de tres niños. Te hago este comentario Anca porque no sé si este curso es para mí. No veo donde aplicarlo. Un saludo y feliz navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, la vida en sí misma es un acto creativo (de ahí que no haya dos vidas idénticas). No necesitas dedicarte a una disciplina artística para usar la creatividad (y algunos de los que sí se dedican a ello no son nada creativos), la creatividad es una herramienta necesaria para resolver las distintas cuestiones que aparecen tanto en el ámbito personal como en el laboral. Lo que pasa es que, para poder usarla cuando se requiere, debes mantenerla "en forma" permanentemente, porque no existe un botón on/off para esta actitud vital y, si se abandona, no se tiene disponible cuando resulta necesaria.
      Para seguir este taller, muchas semanas no es necesario tener un proyecto creativo en marcha. Otras, en las que se menciona explícitamente el proyecto, puedes cambiar la palabra "proyecto" por "vida" o incluso por "educación de mis hijos" (otro acto extremadamente creativo).
      Por cierto, siendo madre, la creatividad es algo que sí o sí vas a necesitar entrenar si quieres tener hijos creativos, porque no hay modo de enseñar algo que uno mismo no practique también.
      Espero que te animes y te unas a este taller.

      Un abrazo y feliz Navidad también.

      Eliminar