Repite para encontrar nuevos matices


En las artes escénicas los ensayos son una parte tan esencial del proceso creativo, que sería inconcebible trabajar si ellos. En éstos se repite un fragmento (y después la obra entera) hasta que se da terminado. En la primera fase, la de repetición de pequeños fragmentos, el objetivo es crear. Se toma el fragmento y se repite a diario, incorporando los hallazgos de los días anteriores, pero con suficiente flexibilidad y frescura como para dar pie a nuevos pequeños matices.

Esto es lo que vamos a hacer esta semana. Escoge un pequeño fragmento de tu proyecto y repítelo cada día a lo largo de la semana. Por ejemplo:

  • escoge un párrafo (o una escena) y reescríbelo cada día, sin mirar lo que has escrito el día anterior
  • repite el mismo dibujo a lo largo de toda la semana, sin mirar el del día anterior
  • toma la misma fotografía cada día a distintas horas
  • reinventa el mismo objeto cada día, con materiales distintos


A lo largo de los días verás como ese pequeño fragmento se hace más rico en matices, como va creciendo ante tus ojos y se acerca cada vez más al resultado que esperas.

¿Por qué funciona esta técnica?

El primer "ensayo" suele ser de exploración, se resuelven los problemas más básicos, se comprueba si la idea es factible y se determinan los impedimentos. En el segundo se resuelven los nuevos impedimentos y se descubren otros matices. A medida en que se repite la operación incorporando los aciertos y resolviendo dificultades, la mente se ve liberada de la tarea de solucionar problemas, por lo que podrá dedicarse a aportar ideas nuevas, matices y detalles que en una primera versión no podía permitirse. A su vez, las soluciones (muchas veces inesperadas) aportan nuevas posibilidades que no contemplabas de antemano.

La principal dificultad de esta técnica está justamente en la repetición. No nos gusta demasiado repetir, estamos hechos para descubrir y siempre deseamos lo novedoso (de ahí que funcione tan bien el sistema consumista en el que se basa la economía, de ahí que sea tan fácil quedar atrapados en las incesantes novedades de las redes sociales, etc). En el proceso creativo ocurre igual. Es mucho más interesante trabajar en un tramo nuevo que repetir algo que ya hemos resuelto. A tu hemisferio izquierdo le encanta resolver, pero si ha encontrado la solución pierde el interés por la tarea, por lo que, la próxima vez que se encuentre con el mismo problema, dará la solución que encontró la primera vez. Esto nos lleva a obtener exactamente los mismos resultados que la primera vez. Si, en cambio, quieres resultados novedosos y creativos, tendrás que obligar a tu cerebro a resolver de otro modo y ahí es donde entra la repetición.

Por supuesto, es imposible repetir cada día el mismo párrafo durante una semana y hacer lo mismo con cada uno de los párrafos de una novela de 600 páginas. Pero reserva esta técnica para aquellos fragmentos de especial relevancia en tu obra, o aquellos que hayan salido sin demasiado brillo.

Si llegas aquí por primera vez y quieres leer las demás postales del taller, puedes encontrarlas aquí. También puedes suscribirte para recibir los artículos por email en el menú lateral derecho.

4 comentarios:

  1. Llevo dos días con la misma página. Hoy será el tercero. Tengo que decir que suelo escribir en un Block y cuando lo paso al pc cambio aproximadamente el 60%. Será interesante ver el cambio en 7 pasos en lugar de 2.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo reescribes desde cero, es decir, sin mirar lo escrito el día antes, verás que hay cosas que coinciden y otras novedosas. Puede que el mejor resultado se encuentre en la mezcla de los 7 días.
      Ya nos contarás cómo te ha ido :)

      Eliminar
  2. jajajajjaja... me he convertido en especialista en dibujar ojos de petirrojos. No sé si ha servido de algo a nivel creativo, pero me ha resultado muy desestresante. Creo que repetiré la técnica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que te ha servido: en este momento eres la única especialista en dibujo de ojos de petirrojo en el mundo. Quién sabe si no hay un nicho ahí y te acabas forrando ;)
      El punto desestresante, siempre que elijas dibujar, va en el lote. Me alegra mucho que el taller aporte beneficios colaterales así.

      Eliminar