Economía, salud y creatividad


Hay una regla que debes conocer: lo que es bueno para tu bolsillo, es bueno para tu salud y también lo es para tu creatividad. Y a la inversa también ocurre. Esta semana vamos a poner en práctica esta regla y comprobar sus beneficios.


Como puedes ver en la postal, se trata de imponer restricciones en tu gasto semanal. Vas a emplear el dinero justo y necesario para vivir, sin derroches de ninguna clase. El presupuesto de la semana incluye:
  • alimentación
  • transporte
  • ocio y formación
  • adicciones y vicios


Quedan excluidas las facturas que puedas recibir, los gastos médicos y otros asuntos de urgencia similar cuyas fechas no dependan de ti programar. 

¿Y qué tiene que ver esto con la creatividad? 
Por un lado, como ya hemos visto en semanas anteriores, cualquier variante en nuestros hábitos nos lleva a estar más presentes y tomar las decisiones tras meditarlas, en vez de con "el piloto automático" puesto. 
Por otro lado, comerás más sano y ello afectará al funcionamiento de tu cerebro, que es el gran protagonista en un proceso creativo. Comerás más sano simplemente porque tendrás que cocinar en casa y porque deberás comer más verduras (¿cuánto cuesta un kilo de carne? ¿conoces alguna verdura con el mismo precio por kilo?). Si comes más sano, tu cerebro no solo se sentirá nutrido, sino que también dejará de emplear recursos para reparar las consecuencias de los excesos y equilibrar como buenamente pueda el funcionamiento de tu organismo con los (malos) nutrientes que recibe. Es posible que tengas que desplazarte a pie o en bicicleta, por lo que de nuevo harás algo bueno por tu salud, además de hacerle un regalo al medioambiente.
Por último, esta semana no podrás gastar en materiales para tu proyecto, por lo que tendrás que seguir trabajando con los recursos de los que dispones.

¿Por qué funciona esta técnica?

Ya hemos hablado del poder de las limitaciones en ocasiones anteriores. Una de las maneras más eficaces de invocar la creatividad es crear una necesidad. Cuando necesitamos resolver un problema y disponemos de pocos recursos, nuestro hemisferio izquierdo (el lógico) se convierte en un excelente compañero para la fase de generación de ideas: necesita resolver el problema (no soporta los cabos sueltos) así que pondrá a disposición del proyecto todos los conocimientos que ha ido almacenando a lo largo de los años. Es curioso, pero en el caso contrario, el de los excesos y la abundancia, el mismo hemisferio se convierte en saboteador del proceso. Las limitaciones son la mejor manera de convertirle en aliado y aprovechar sus habilidades para el proyecto.

Soy consciente de que la práctica de esta semana duele con solo plantearla. En tus manos está decidir practicarla o no, pero te recomiendo que lo hagas, porque solo obtendrás ganancias.

Si es la primera vez que llegas a este blog, puede ver el resto de las postales aquí. Puedes suscribirte para recibir los artículos por email en el menú lateral derecho.


Comentarios

  1. Me encaaantaaaa!!!
    A ver si vuelvo a reengancharme al proyecto con este articulo, y me recupero de este estado comático creaturil jjjjjj.
    Abrazos de Amparofulgi ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues date prisa, porque solo quedan ocho. Si no te recuperas ya, para cuando arranques terminaremos.

      Besos!

      Eliminar
  2. Ok. Aunque doy fe que, si hay que disminuir gastos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, lo sé. Es duro. Pero si no hubiera más fondos, lo lograrías, así que a priorizar y ser valiente. Solo es una semana.

      Eliminar
    2. Al final, he pasado la semana con 10 miserables euros. Pero tiene un minimo de trampa: vivo en el campo, tengo gallinas y un huerto. A veces, la inversión es minima

      Eliminar
    3. Bueno, el huerto se compensa con la gran reducción de presupuesto que has hecho. Enhorabuena, creo que vas a batir todos los récords.

      Eliminar
  3. He de confesar que esta semana me resultara facil, ya que es algo que acostumbro a hacer, especialmente a finales de mes jjjjjjj, lo ajustare muchusimo mas a ver que sucede, asi que esta semana mi compromiso sera no pienso comprar nada hasta el lunes, aparte del pan.
    Abracitos de Amparofulgi :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás. Pero te será fácil, sí. Menos mal que combinas dos ejercicios esta semana.

      Besos

      Eliminar
  4. Acepto el reto, afortunadamente tengo la nevera llena de sobras así que subo la apuesta a poder tomarme unas cervezas el sábado. Me recuerda a la época de estudiante cuando hacía virguerias con la paga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hum, con la nevera llena es bastante fácil. Así cualquiera se permite la cervecita ;)

      Eliminar
    2. Se que me estas pinchando y voy a caer... 20 euros incluida la cerveza.

      Eliminar
    3. ¡Hecho!
      Me encanta la gente que se pica :)

      Eliminar
    4. 18 euros incluida una cerveza, he aprendido muchas cosas esta semana. A hacer masa de pizza, potaje vegetal, a ir al super y comprar solo agua 32 cts, a ir con el coche a 80 km/h, que el lavavajillas de 94 cts de los chinos es genial, etc... Ha sido muy instructivo!

      Eliminar
    5. Genial! Al final la cerveza ha entrado en el presupuesto y te ha sobrado dinero. Excelente. Espero que retomes el ejercicio en alguna ocasión, para seguir descubriendo cosas.

      Eliminar
  5. excelente toma de consciencia. Incluso si ya lo haces así (mi vida es bastante parecida a esta propuesta) pero tu creatividad la pasas a "cuando me sobre tiempo", pues no sirve de nada tener todas las herramientas (o las no-herramientas) para hacer actos de creatividad, te ves atrapada en la espera de encontrar "el momento". Este artículo me hace reflexionar sobre que esos momentos son los que una/o mismo debe concederse con plena consciencia, o con saber de su inconsciencia, sabiéndose no esclavo de sus abundancias (ni incluso de sus carencias) sino realizador de su merecido tiempo personal. Porque, quizá, todo venga de programaciones judeocristianas o pseudocristianas de que "lo que es disfrute no te lo mereces". En una sociedad manida por la "revolución industrial" de la que aún somos tristes herederos, el hacer algo sin reportar nada económicamente es sacrilegio y por tanto no merecido. Entonces, cuando trabajas por dinero eres victima y cuando trabajas por Amor al Arte es sospechoso... y recriminado. En tan alto grado está este mensaje subliminar por todos lados que hasta para una/o mismo se acaba atando las manos. O quizá sea miedo a crear "sin sentido", pues es la búsqueda del sentido externo lo que nos viene confundiendo... he ahi el problema de una niña, de casi ya 50 años, a la que llamaron "rebelde sin causa" cuando con apenas 1 añito en esta vida se atrevió a expresar lo que su ser interior le decía.
    (cosas del mundo de Geo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes, hace poco me pasó que me puse a dibujar a las 11 de la mañana (normalmente esto lo reservo para las tardes, las mañanas son para la productividad). Y me sentía con una culpa enorme, incómoda, como si estuviera haciendo algo que no debía. Solo me relajé y pude disfrutar cuando recordé por qué dibujaba a esas horas: el dibujo en el que estaba trabajando formaba parte de mi trabajo productivo de la semana. Hasta ese punto estamos mentalizados con esto del disfrute que no mereces del que hablas. Y disfrutar trabajando ya es pecado mortal.
      Otra cosa que me viene a la mente leyéndote es que realmente nunca se pierde el tiempo con trabajo "por amor al arte". En mi vida he hecho muchas cosas por el simple disfrute de hacerlas (con la consiguiente reprobación) y a la larga todas estas experiencias y aprendizajes se han visto reflejados en mi trabajo remunerado, aportando valor. Creo que esta recriminación viene por el simple hecho de mostrar otro modo de vida, un modo parcialmente libre, que cuestiona modelos arraigados de los que recriminan y sospechan.
      Qué maravilla esto que dices de que es la búsqueda del sentido externo es lo que nos confunde. Tienes tanta razón... Hoy voy a pensar en ello un buen rato. Gracias.

      Gracias por este comentario tan rico en sentido y reflexión. De niña a niña (más o menos de la misma quinta), nos entendemos.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Bueno he de confesar que me resultó más difícil de lo que esperaba , ajajajaj me surgieron demasiadas buenas oportunidades,compromisos,etc, y se creó un caos mental, el cual al final salió todo bien y dio de si para todo y sin tener que privarme de nada. Es increible ver lo que somos capaces de conseguir.
    Abrazos de Amparofulgi!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos conseguir casi cualquier cosa a la que le dediquemos nuestra atención. La parte difícil es esta, mantener el foco de atención por suficiente tiempo.
      Buen trabajo!

      Eliminar

Publicar un comentario