Cumple tu compromiso


Hemos llegado al final del taller. Durante estos meses hemos ido tocando todas las teclas que podrías necesitar tocar en tu proceso creativo con el fin de generar ideas originales. De tu intuición dependerá que sepas reconocer cuándo necesitas alimentarte, aportar matices nuevos, reenfocar, aprender o simplificar. Pero nada de esto te va a servir de nada si, a la hora de la verdad, no cumples tu compromiso con aquello que quieres crear. La parte más fácil del proceso creativo es la de generar las ideas, porque es la más placentera: es como un juego y es una fuente segura de adrenalina. Esta semana, en cambio, esto deja de ser un juego y habrá que comprometerse.

Tienes que fijar un horario dentro de tu rutina, que será el tiempo destinado a tu proyecto. Este espacio de tiempo no será negociable, pase lo que pase, del mismo modo que ocurre con otras cuestiones con las que te has comprometido, como por ejemplo, un trabajo por cuenta ajena. Resulta curioso, pero cuando de compromisos se trata, somos mucho más dignos de confianza cuando trabajamos para otros que cuando trabajamos para nosotros mismos, es decir, somos más leales a los intereses de los demás que a los propios. A partir de ahora, esto va a cambiar, tu compromiso con los propios proyectos será al menos tan alto como el que tienes con los proyectos ajenos.


Fija un horario y cúmplelo a rajatabla. No juzgues los resultados de tu compromiso por lo que produces, sino por el mero hecho de haberlo cumplido. Hay días menos inspirados y otros días espectaculares, tú solo estate ahí, día a día, y recoge la cosecha que corresponda, sin juzgarla y sin juzgarte. 


¿Por qué funciona esta técnica?

Para crear cualquier cosa se necesita un esfuerzo y un compromiso, de otro modo la obra se ve desplazada continuamente por otros asuntos cotidianos, muchas veces sin relevancia. También se ve desplazada por la pereza o las excusas, que no son más que un reflejo de tu miedo a fracasar. Mantener un horario fijo, pase lo que pase, te obligará a seguir adelante en los momentos críticos (incluso en ese momento en el que crees estar trabajando en una porquería, como ocurre en en todos los procesos creativos). Al tener un horario, no tendrás que estar buscando huecos para realizar aquello que te has propuesto hacer, sino que tendrás que encontrar hueco para las minucias que te distraen de lo importante; serán estas minucias las que se verán aplazadas.
Decía Dorothea Brande que la diferencia entre un escritor y alguien que no lo es, está en su carácter. Y entre los rasgos de carácter tan necesarios está el compromiso con la propia obra y los horarios fijados para llevarla a buen fin. Esto mismo vale para cualquier persona creadora, no solo para escritores.

A lo largo de los años he enseñado a mucha gente a ser más creativa. He visto iluminarse sus ojos al descubrir que sí, que tienen tanta creatividad como cualquier otro. Les he visto sorprendidos por estar creando a los diez minutos de empezar el taller. Les he visto cobrar vida interior. Y años después les he visto apagados de nuevo y las obras con las que soñaban habían vuelto al cajón de las renuncias. Ya no podían afirmar no ser creativos, pero algo había fallado, no habrían sabido decir qué. Ese algo que les apartó de su nuevo camino creativo fue la falta de compromiso con su propia obra. 

No permitas que aquello que has venido a crear se quede sin ver la luz por algo tan simple como cumplir unos horarios. No es una losa terrible, ya cumples horarios y compromisos con multitud de asuntos que muchas veces ni siquiera te importan. Haz ese mismo esfuerzo por ti y por aquello que has venido a contarnos.
Cumple tus horarios, tanto si crees que tu trabajo es buenísimo, como si crees que es una porquería. Llévalo a buen término y júzgalo solo entonces. Sigue un día y otro y otro. Cuando te atasques, echa mano de cualquiera de las técnicas que has conocido en el taller, o de otras que vayas descubriendo. Si, finalmente, tu trabajo resulta ser una verdadera porquería, busca aquello que puedes mejorar hoy mismo y sigue adelante, cumpliendo tu horario. Es imposible que lo hagas mal para siempre si cumples con tu horario cada día, es imposible que no mejores ni aprendas nada. Así que, pase lo que pase, cumple con tu horario esta semana y todas las semanas de aquí en adelante.

Llegados a este punto te doy las gracias por haber seguido este taller, tanto si te has dejado ver, como si no. Si en estos meses te he aportado algo, habrá valido la pena el esfuerzo. Si te he aportado algo valioso y quieres ayudarme a seguir creando contenidos, puedes hacerlo adquiriendo cualquiera de mis libros que sea de tu interés.

Si es la primera vez que vienes a este blog, puedes ver el resto de las postales aquí. También puedes suscribirte para recibir los artículos por correo en el menú lateral derecho.


Comentarios

  1. Gracias por tu tiempo. A mi, sinceramente, me ha resultado un viaje enriquecedor. Te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te tengo que felicitar y dar las gracias por estar hasta el final. Tiene mucho mérito!
      Seguimos de viaje :)

      Eliminar
  2. Gracias, Gracias, Gracias...si bien es verdad que no he sido constante, ni he comentado nado, llegados a este punto, he de agradecerte este taller que para mi ha sido revelador.
    He probado algunas semanas, otras no, he hecho incapié el algunas cosas, en otras no ( tal vez el descubrir esto me de un trampolin para vencer ciertos miedos).
    Gran trabajo. Y ...me encantan tus libros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merche, gracias por tus palabras. En ese caso, ha valido la pena este taller, a menos por mi parte.
      No descartes las propurstas que no hayas hecho, puede que un día llegue su momento ideal.
      Muchas gracias y seguimos!

      Eliminar
  3. Anca! Muchas gracias por éste taller, me ha inspirado, he visto con otra mirada la creatividad, me ha animado a seguir proyectanto y no sólo eso, también descubrí técnicas para que no se marchiten las ideas. Éste post como final del taller fue muy alentador y exhortador a cumplir el compromiso. Muy bueno. Gracias nuevamente. Saludos y bendiciones, desde Argentina - Buenos Aires! Cintia Vr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cintia! tus palabras me vienen muy bien porque la gran dificultad de este taller ha sido trabajar a ciegas. Cuando se trata de un taller presencial, por la actitud o la mirada de los participantes ya te haces una idea de cómo están viviendo la experiencia, pero en este caso apenas sabía de unas pocas personas. Por esto te agradezco mucho lo que me expresas.
      Ahora a seguir adelante y a cumplir el compromiso.
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Gracias por compartir tus conocimientos y trabajo con nosotros. Te puedo decir que en casa tenemos unos términos nuevos como "hacer un ancabalaj" " cocinar a lo ancabalaj" "ya estas ancabalaj..." entre otros. Aunque descubrí y me enganché tarde al taller, me has abierto un mundo nuevo de técnicas que no sabia ni que existían y además ha sido muy divertido. Muchas gracias, te sigo siguiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, me divierte (y honra) muchísimo formar parte del lenguaje privado de una familia. Creo que este es un gran reconocimiento, gracias.
      De todos modos, no voy a preguntar por los detalles de los significados, jajajaja, no puede ser nada cuerdo ni sensato.

      Gracias a ti, por apoyar y participar hasta el final. Un abrazo y seguimos adelante. Todavía puedo conseguir más protagonismo en vuestro vocabulario privado ;)

      Eliminar
  5. Holaaaa! ya sabes que estoy encantadísima e infinitamente agradecida por todas tus enseñanzas y lo compartido en tus talleres, he aprendido mucho sobre mi y lo que puedo llegar a hacer, y lo mas importante el cómo sacarlo de dentro.
    Ahora falta como bien dices compremeterme conmigo misma y fijar horarios creativos, junto con metas y nutrir esos sueños e ideas a base de dedicarle y respetar ese tiempo establecido y que puedan tomar forma.
    Gracias infinitas de Amparofulgi :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No andas muy lejos de este compromiso, por lo que he podido ver ;)
      Gracias a ti, por estar siempre ahí, dispuesta a apuntarte a un bombardeo si es preciso.
      Besos!!!

      Eliminar

Publicar un comentario