No seas creativo

Hace mucho que no vengo a escribir por aquí así que, si estás leyendo esto, gracias por seguir conmigo. 
Hoy empieza una nueva etapa de este blog, puede que más ácida (la experiencia da acidez) o quién sabe. Hay muchas temas sobre los que escribir que se han ido acumulando en este tiempo (inclusive un artículo sobre la inspiración que le debo a Pablo desde hace meses), pero quiero contarte también de la cara menos brillante de la creatividad. 
Empiezo esta tarea con un título que puede parecer psicología inversa, pero no lo es: de verdad te recomiendo que no te pases con la creatividad, si es que quieres llegar a alguna parte. Cuando la creatividad se manifiesta en todo su potencial, lo más probable es que a la vuelta de la esquina en vez de esperarte el éxito y las felicitaciones, tengas que lidiar con la frustración, la incomprensión o, en el mejor de los casos, con el silencio: cuando las personas nos topamos con lo desconocido, guardamos silencio, igual que en el cuento "El traje del emperador", por miedo a parecer idiotas (amo ese cuento, es uno de los pocos cuentos tradicionales que cuentan a los niños la verdad).

Lo que a ti te interesa como creativo/a es saber que la creatividad, cuando se dirige al público, hay que administrarla en dosis pequeñas. Cambia un detalle por aquí y por allá, pero no presentes algo completamente nuevo u original, porque tu público no sabrá cómo evaluarlo y callarán para no parecer idiotas, hasta que un personaje influyente se pronuncie al respecto. Un ejemplo claro de esto fue Van Gogh (y muchos otros de los que no sabemos nada), que en vida vendió un solo cuadro, que fue comprado por un amigo. El artista creó una forma de pintar única, imposible de confundir con cualquier otro artista e increíblemente difícil de imitar, pero tuvo la mala suerte de que ningún personaje influyente se pronunciara sobre él mientras vivía.

Un artista pinta desde el corazón y, aunque ningún personaje se pronuncie, seguirá pintando igual (otra cuestión es cómo cubre sus necesidades básicas), pero cuando se trata de negocios, la creatividad puede llevar tu empresa a la ruina. Esto lo sabe muy bien Apple que dosifica las novedades con cuentagotas, pese a recibir múltiples críticas al respecto. Dudo mucho de que una empresa como esta no tenga más capacidad de innovación, más bien creo que conocen el funcionamiento de la mente de sus clientes y, aunque haya unos pocos que deseen cambios espectaculares, saben que la mayoría (insisto, la mayoría) prefieren los cambios que no trastoquen su forma de moverse a diario.

Las personas queremos siempre algo nuevo, pero preferimos que se parezca (mucho) a lo viejo. Esto se debe a dos motivos principalmente:
  • Un cambio radical supone salir de la zona de confort, por eso no nos gustan los cambios. No es cómodo cambiar, hay que aprender lo nuevo y por añadidura hay que desaprender lo viejo.
  • Un cambio profundo requiere pensar. Pero estamos programados genéticamente para evitar aquellas cuestiones que requieren un esfuerzo mental, ya que el cerebro consume mucha energía (hasta el 20% de las calorías diarias) y no es eficiente para la supervivencia. Pocos de nosotros se paran a revisar si todavía hoy es vigente este instinto, o si deberíamos sobreponernos a la pereza (autodefensiva) inicial y pensar de todos modos, porque luego podremos acercarnos a la nevera llena hasta rebosar. La mayoría sigue guiándose por los instintos y prefiere hacer las cosas como siempre se han hecho mientras satisfacen sus deseos de novedad con pequeños maquillajes estéticos que agraden a la vista.
Así que, cuando tus clientes o tu jefe te pidan creatividad o innovación, no te pases. Guarda tus brillantes ideas innovadoras para ti o para los personajes influyentes que sepan apreciarlas y ofréceles solo una pequeña porción de aquello que eres capaz de ofrecer. Desmenuza tus ideas en pequeñas dosis de innovación asumibles y adminístralas con sabiduría. De este modo, al otro lado habrá éxito y felicitaciones.

Si este artículo te ha parecido interesante compártelo o, si quieres, suscríbete (en el menú lateral) para recibir los siguientes por email.

Comentarios

  1. Qué es la creatividad? Respuesta obvia? Sí, pero profundizando es algo más, pienso yo.... Conexión con la propia consciencia en respuesta a una necesidad, ya sea de carácter artístico, científico, espiritual.... la consciencia propia no siempre está en consonancia con la de otros y no hablo de niveles, de ser más o menos sino de realidad individual. No siempre se puede comprender una innovación que suponga un salto cuántico. Creo que tu teoría está en lo cierto. Siempre desde mi punto de vista, claro... besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sigues por aquí! A estas alturas mereces un premio solo por eso :)

      Así es, la creatividad es algo que no necesariamente va a ser comprendida, si es genuina. Esta es una decisión que debe tomar todo creador en un momento dado: darlo todo o procurar complacer a las mayorías. Y no es una decisión fácil, porque su alimento depende de ella.

      Eliminar
  2. No sé, no sé... Voy a tener que pensar un poco más sobre todo ello. Por una parte la experiencia me dice que tienes toda la razón, que los excesos de creatividad... uffff!! como poco asustan. Y por otro lado reniego de quedarme ahí. Así que un completo cesto con el temita. Gracias en todo caso por publicar y abrir dudas y caminos.
    Como te digo, pensaré sobre el tema. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, Manu, el temita está así :(
      Si llegas a una conclusión más optimista tras darle unas vueltas, ¡no te olvides de compartirla!
      Saludos y gracias por pasar por aquí y comentar.

      Eliminar
  3. Bienvenida de vuelta, Anca.
    Tremendo temazo el que planteas.
    El panorama que presentas es un poco fatalista.
    Es verdad que la situacion actual da para pensar asi de mal de la sociedad en general.
    Pero que eso no nos haga perder de vista la esencia humana.
    Nuestro potencial es indiscutible. Algunos optan por la inercia y otros optan por el despertar. Cada uno a su ritmo y medida.
    Cada uno debe buscar la motivacion y el sentido de su creatividad. La respuesta de la sociedad, sera la sea, pero eso no anula el valor intrinseco de cada aporte genuino. Siempre a los pioneros se les tacha de lunaticos, hasta que el fruto se descubre que es de verdadero provecho.
    Un ejemplo claro es Tesla.
    Mi conclusion es que da igual lo inepta que sea la sociedad, si puedo alcanzar mi maximo potencial para aportar lo mejor de mi, esa sera mi total aspiracion.
    Es cierto que cuanto mas cavernicola o perversa es la poblacion, mas dificil es tener el espacio o la oportunidad suficiente como para desarrollar nuestro potencial.
    Por eso tiene doble merito todo logro que realmente ayude a hacer el mundo un poquito mejor para todos.
    A veces tal vez sea sabio y prudente camuflarse entre la mediocridad, pero hay que buscar algun camino para dar salida a la verdadera genialidad, o se malogra, o peor aun, uno acaba traicionando y renegando de sus valores e ideales, que es justamente lo que busca este sistema maligno, extinguir toda luz, elevacion y dignidad.
    En fin, que eso. Hay que mantener siempre viva la esperanza, o estamos perdidos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, admito que que sí, tengo una visión cada vez más fatalista. ¿Has visto la película "Idiocracia"? Es una película horrenda, pero que parte de una premisa inquietante que, lamentablemente, parece estar convirtiéndose en realidad, cada día que pasa. Como platos tengo los ojos a estas alturas, se me han quedado así para siempre.
      A mí con este tema me pasa que no puedo proclamar que hay que darlo todo y llegar hasta los mismísimos límites de la creatividad, pase lo que pase, porque esta elección tiene sus consecuencias. Solo puedo presentar las dos caras y que cada persona decida cuál es su opción.
      Quien trabaja desde el corazón, como Van Gogh o Tesla, no tiene elección ni opción. Los ideales y los intereses personales son como el agua y el aceite, no se pueden mezclar armónicamente, porque en cuanto dejas de remover se vuelven a separar.
      Gracias por seguir por aquí :)

      Eliminar
    2. Digamos que la vida es un torbellino, y hay fuerzas que llevan al entontecimiento y hay las fuerzas opuestas que llevan a la iluminacion.
      Cada uno elige como y cuando hace brillar su creatividad, y con cuanta intensidad.
      Es verdad que es facil acabar quemado si uno no se dosifica bien.
      Ademas, la fuente se seca si no conecta con algun caudal mayor, mas profundo o trascendental.
      El consejo que da tu texto es muy sabio, es parecido a la filosofia de Bruce Lee y la habilidad de los luchadores de kung-fu para no agotar sus fuerzas y aprovechar las de su oponente.
      La metafora del agua y el aceite es interesante.
      Pongamos que el aceite son los ideales y el agua nuestra realidad.
      Nosotros siempre estamos en contacto con esa capa superior y tenemos la posibilidad de tomar la informacion de su perfeccion, para tratar de trasladarla y plasmarla aqui abajo. Mejor o peor.
      El agua absorbe perfectamente la informacion de aquello con lo que esta en contacto. Y el aceite es insecuestrable. Por eso el reto de la vida esta en saber contactar con lo mas puro y elevado, albergar en el corazon esa conexion y manifestarla en nuestro hacer.
      Perdona que me ponga tan metafisico-espiritual.
      Me es facil conectar cualquier tema, con esa esfera esencial.
      Seria mas sabio por mi parte no llegar tan lejos siempre, jeje.

      Eliminar
    3. Estoy de acuerdo con lo que dices. El caso es que, dada la situación, solo queda la opción de crear a nivel amateur, en los huecos que te deja libre el trabajo (o camuflaje entre la mediocridad) que te proporciona las lentejas, algo que mermará la calidad, cantidad y regularidad de lo creado. Y, por supuesto, todo creador deberá extirparse la humana necesidad de aprobación y aceptación por parte de los demás :(

      Eliminar
    4. El sistema actual es nefasto en muchos sentidos. Un sistema optimo daria a todas las personas responsabilidad y tiempo equilibrado para ambas facetas: Supervivencia y creatividad.
      Lo de la necesidad de reconocimiento, me parece un poco peliagudo.
      Una buena accion, es valida y 'confortadora' por si misma.
      La aprobacion y aceptacion la da el entorno inmediato. Toda persona tiene el amor, mas o menos implicito o explicito, de su projimo, a menos que su actitud o comportamiento despierte el enfado de los demas.
      El Heroe autentico, creo yo, es el que busca la verdad y la justicia, no la fama y el renombre. Nuestra cultura actual es demasiado egolatra, como consecuencia de su desacralizacion.
      Cada ocasion en que sabemos realizarnos creativamente, es algo gratificante por si mismo. En el hecho en si de dar lo mejor de uno mismo esta la felicidad. Van Gogh tenia bastantes problemas personales, pero amaba la pintura inmensamente. La tragedia esta en no ser feliz con el resultado, por demasiada ambicion o por querer paliar otras carencias.
      Pero bueno, somos humanos, y vamos buscando formas de repararnos y mejorarnos. Perdona por la extension, me pongo al teclado y se me llenan los dedos de palabras, menudo vicio, jeje.

      Eliminar
    5. El reconocimiento, efectivamente, es prescindible. Si llega bien y si no, bien también. Pero la aceptación es una necesidad básica, relacionada a la de pertenencia. Y aquí viene el problema: una creación puedes ser una forma de expresión (en el arte) o un regalo al mundo (en la ciencia). Todo ser humano necesita que alguien le entienda cuando se expresa, de lo contrario no sentirá pertenecer al mismo mundo que los demás. Y todo ser humano necesita que se acepte y aprecie cuando regala a los demás lo mejor de sí, de lo contrario, igual que antes, sentirá que no pertenece a su entorno. De ahí la frustración de la que hablaba.

      Por cierto, tengo que subrayar que no todo ser humano es amado por su prójimo. Esto no es así. He conocido personas a las que nadie quería, incluso niños. Sí, niños que no han podido cometer actos tan terribles como para que no se les quiera. El amor es un regalo del que no disfruta todo el mundo.

      Eliminar
    6. Todos pertenecemos a la vida. Buscamos despertar nuestra conciencia para reconocer que estamos integrados, unidos, con la existencia.
      El eremita en el desierto, sabe mantener esa comunion, de otro modo creeria no existir y se dejaria morir.
      La realidad es nuestro hogar compartido, pero la inmadurez y los miedos nos impiden convivir en verdadera comunidad.
      Un vagabundo dando la vuelta al mundo, tal vez quiere sentirse desterrado, perseguido, despreciado, huyendo de todos, o tal vez se siente hermano de todos y acogido alli donde este.
      El sentimiento tiñe la percepcion de la realidad, pero no invalida la realidad. La conciencia que sabe distinguir la realidad y el sentimiento, sabe conducirse con sensatez. El traumado o inadaptado, vive atrapado en su paranoia sin comprender la realidad.
      La comunicacion es un buen medio para llegar a una comprension compartida.
      Cuando la sociedad vive en autentica comunidad, el intercambio fluye.
      Pero si vivimos alienados, los buitres nos comen las entrañas.
      La humanidad que se deja atomizar, va a la extincion.
      Esta es la amarga leccion que nos esta enseñando el egoismo.
      Vender el alma al diablo nunca fue buena idea.
      Ahora nuestra odisea es rescatarla. El que sepa o quiera.
      Hoy en dia, crear es lanzar mensajes en un botella. Si el creador madura creando, seguira con ello, y si su mensaje es significativo o relevante, la historia le dara su lugar a su debido tiempo. Y si no no pasa nada, la vida sigue.
      Respecto al amor, hay muchos grados de amor.
      Es verdad que estamos muy deshumanizados, pero el respeto, el civismo y la educacion es una forma de amor al projimo. El transeunte que no te arrolla o pisotea, te esta reconociendo de una manera nimia y sutil. Es un detalle infimo, pero no irrelevante. El Sol da su luz y calor a todo el mundo, eso tambien es una forma de amor. El desamor mas grave de nuestro tiempo nace de nuestra cultura materialista. Los corazones ya no saben ser manantiales de luz porque los ojos ya no saben mirar al Cielo. Los estafadores han colocado muy bien su engaño y esta es la consecuencia. Por codiciosos, no damos amor y nadie lo tiene, pues no puede almacenarse. El fuego arde, o si no no hay fuego.

      Eliminar
    7. A ver si me explico mejor: Nuestra cultura ha elegido darle la espalda a la naturaleza y a lo trascendental. Por lo tanto, ha perdido de vista dos tercios del significado de la vida. Por eso el horror y la pesadilla abunda en nuestro injusto y enfermo sistema. Por eso digo que es importante cuidar y cultivar los valores esenciales, para lo cual, va bien conocer culturas mas positivas y equilibradas. Los nativos americanos tenian una conciencia y una etica muy madura y admirable. Su amor por la vida integraba todas las dimensiones: la fraternidad con la sociedad, con la naturaleza y con lo espiritual. Te recomiendo el libro "La medicina de la Tierra" de Jamie Sams. No insisto mas. Perdona el rollo. Un saludo.

      Eliminar
    8. Nuestra cultura es como es y vivimos inmersos en ella. Esto es un hecho. Los nativos americanos vivían inmersos en su cultura (que tenía sus más y sus menos) y tenían que seguir las reglas de su cultura. El problema para la creatividad no es cómo sea una cultura, si mejor o peor, si más trascendental o superficial. El problema es la existencia de una cultura en sí, entendida como conjunto de normas y valores que rechaza aquello que sea diferente. El arte azteca o maya tienen características muy concretas y, por trascendental que fuera esa cultura, Van Gogh tampoco habría triunfado ahí.
      La cultura, sea cual sea, limita. Y no porque alguien maquiavélico haya inventado las culturas para tenernos controlados, sino porque los humanos somos así, no nos gusta lo diferente, necesitamos límites y jaulas en las que sentirnos seguros.
      Piensa en el Renacimiento, por ejemplo. ¿Crees que a todos los pintores de esa época les dio por pintar igual? Seguro que no. Pero la cultura (o moda) del momento decía que pintar era eso y todo lo que se saliera de ahí se descartaba. Los Picasso y los Klee de esa etapa murieron de hambre o, como mínimo, se sintieron ajenos al mundo al que pertenecían.
      Esa es la idea del artículo cuando digo "no seas creativo", hay que ajustarse a la cultura a la que se pertenece, en el momento en el que se pertenece, o solo encontrarás frustración.

      Eliminar
    9. La cultura se forma mediante la conciencia del conjunto de la sociedad.
      Es como una emisora de radio. La sociedad sintoniza un ancho de banda acorde a su sensibilidad actual. Pero el individuo es libre de ampliar su capacidad de sintonizacion con la realidad. Si eres Klee durante el Renacimiento, tendras que sobrevivir de otra manera. Aun asi, si Klee crea su obra a pesar de todo, es fiel a si mismo y gana la sabiduria que le proporcione seguir su camino.
      La cultura es un valor relativo y efimero en tanto en cuanto no sepa conectar con las verdades universales. Existe el bien y el mal, y quien prescinde de la etica autentica para plegarse a los codigos corruptos, esta comprometiendo su integridad y siendo complice de los abusos que asolan el mundo.
      Pero es comprensible hacer algunas concesiones provisionales, siempre y cuando el corazon de la persona sepa mantenerse fiel a los valores esenciales.

      Eliminar
    10. Bueno, ese ya es otro tema, que daría para un sinfin de argumentaciones de todo tipo. Quien sabe, puede que en otro artículo aparezca la ocasión de desmenuzarlo también :)

      Eliminar
    11. Tienes razon en que me he desviado un poquillo del tema, jeje.
      El tema de la frustracion puede abordarse de varias maneras, tiempo habra si eso.

      Eliminar

Publicar un comentario